Es necesario que identifiques tu vehículo para poder adquirir estos productos.
Marca
Selecciona una marca
    Marcas por orden alfabético
  • Alfa Romeo
  • Audi
  • Bmw
  • Cadillac
  • Chevrolet
  • Chrysler
  • Citroën
  • Dacia
  • Daewoo
  • Daihatsu
  • Dodge
  • Ds
  • Fiat
  • Ford
  • Honda
  • Hyundai
  • Infiniti
  • Isuzu
  • Jaguar
  • Jeep
  • Kia
  • Lada
  • Lancia
  • Land Rover
  • Lexus
  • Mazda
  • Mercedes-benz
  • Mini
  • Mitsubishi
  • Nissan
  • Opel
  • Peugeot
  • Renault
  • Rover
  • Saab
  • Santana
  • Seat
  • Skoda
  • Smart
  • Ssangyong
  • Subaru
  • Suzuki
  • Tata
  • Toyota
  • Volvo
  • Volkswagen
Modelo
Selecciona un modelo
Tipo
Selecciona un tipo
Identifica tu vehículo para obtener el precio
Feu Vert

¿Qué incluye?

Incluye:

  • Recambio (guardapolvos de suspensión)
  • Abrazaderas de montaje
  • Lubricante
  • Mano de obra

Descripción

Alarga la vida útil de tu sistema de suspensión cambiando el guardapolvos que lo protege. Evita rechazos en la ITV y protege el sistema de suspensión.

 

El guardapolvos de suspensión protege de desgaste los engranajes del mismo, asegurando así que se encuentre siempre protegido y lubricado. Por este motivo, es necesario su revisión periódica y sustitución en caso de deterioro o rotura, para evitar averías más costosas.

La importancia de cambiar el guardapolvos de suspensión

La causa más común de los fallos en el juego de guardapolvos de suspensión o amortiguador es la influencia agresiva de factores externos. Debido a los cambios de temperatura, al contacto de la superficie de goma contra pequeños cuerpos sólidos, al agua y a la suciedad, se pueden producir grietas y roturas que provocan la necesidad de un cambio de guardapolvos suspensión.

Además, producto de las intensas vibraciones que se producen cuando se conduce sobre superficies poco adecuadas, el guardapolvos puede salirse fuera de la tuerca almenada. El desgaste prematuro de estos componentes también puede ser causado por la mala calidad de sus componentes o por una instalación incorrecta del mismo.

¿Cuándo cambiar el guardapolvos de suspensión?

Para comprobar el estado del guardapolvos de suspensión o del amortiguador, esto deberá ser inspeccionado con frecuencia según lo que indique la ficha técnica del vehículo.

Algunos de los síntomas que advierten sobre la necesidad de hacer un cambio de guardapolvos suspensión, es que los amortiguadores emiten sonidos cuando conduces. Además, podrás notar que el coche oscila en exceso cuando va a más de 80 km/h y el desgaste es bastante apreciable.

En general, se debe prestar una atención especial a los elementos de sujeción, así como a la comprobación de defectos en la superficie del guardapolvos, para conocer si es necesario hacer un cambio de guardapolvos suspensión. Si las piezas defectuosas no han sido cambiadas nunca, la capacidad de funcionamiento de los amortiguadores puede verse comprometida.

¿Por qué hacer el cambio del guardapolvos de suspensión?

Para comprobar el estado del guardapolvos de suspensión o del amortiguador, esto deberá ser inspeccionado con frecuencia según lo que indique la ficha técnica del vehículo.

Algunos de los síntomas que advierten sobre la necesidad de hacer un cambio de guardapolvos suspensión, es que los amortiguadores emiten sonidos cuando conduces. Además, podrás notar que el coche oscila en exceso cuando va a más de 80 km/h y el desgaste es bastante apreciable.

En general, se debe prestar una atención especial a los elementos de sujeción, así como a la comprobación de defectos en la superficie del guardapolvos, para conocer si es necesario hacer un cambio de guardapolvos suspensión. Si las piezas defectuosas no han sido cambiadas nunca, la capacidad de funcionamiento de los amortiguadores puede verse comprometida.

¿Cómo hacemos el cambio del guardapolvos de suspensión en Feu Vert?

Los componentes defectuosos no se reparan. Para hacer un cambio de guardapolvos de suspensión, el primer paso es desmontar el amortiguador, el guardapolvos y el tope de impacto. A continuación, el guardapolvos se saca de su emplazamiento y se extrae de la tuerca almenada. Lo siguiente es limpiar la suciedad e instalar un guardapolvos de suspensión nuevo, seguido por el montaje de la pieza completa.

El guardapolvos protege de desgastes en los engranajes de la misma, asegurando que se encuentre siempre protegida y lubricada. Por este motivo, es necesario su revisión periódica y sustitución en caso de deterioro o rotura, para evitar averías más costosas.

En Feu Vert, el servicio de cambio de guardapolvos de suspensión, consta del recambio de la pieza (guardapolvo), abrazaderas de montaje, lubricante y mano de obra. Podrás evitar rechazos en la ITV por esta causa y proteger además el sistema de dirección de tu coche.

Encuentra tu taller más cercano