5 curiosidades con las que nunca olvidarás qué es un turbocompresor

El 40% de los coches en circulación tienen motor turbo y la tendencia es a seguir aumentando muy rápidamente. Se denominan así porque disponen de turbocompresor, pero ¿qué es este aparato o artilugio?

 

Técnicamente, el turbo o turbocompresor es un sistema de sobrealimentación. El turbo es una turbina que ejerce la función de compresor y alimenta de aire limpio del exterior a alta presión al motor, incrementando su potencia. El Turbo toma el aire a presión ambiente y lo comprime, expulsándolo a alta presión dentro del motor. Imagínate esos molinillos de papel que giran cuando los soplas. Colocando dos molinillos en fila y soplando sobre el primero, el aire de este impulsará al segundo. ¡Eso es un turbo!

 

Antes que en los coches, los turbocompresores se empezaron a utilizar en los aviones. Como debido a la altitud perdían potencia, se colocaban compresores para introducir aire de forma forzada en los motores. Al mundo del automóvil el turbo no llegó hasta los años 60, de la mano de Mercedes Benz, que fabricó el primer motor turbodiésel.

 

¿Por qué se llama turbodiésel?

 

Porque hasta entonces los motores diésel, además de pesados, caros y ruidosos, eran muy poco potentes comparados con los motores de gasolina. Con la ayuda del turbo o turbocompresor, el rendimiento aumentaba casi un 30% equiparando la potencia de un coche diésel con otro de gasolina. La simbiosis es tal que en la actualidad no hay ningún vehículo diésel sin turbo. En gasolina está volviendo a coger auge en los últimos tiempos con los nuevos motores de baja cilindrada y se empieza a reincorporar su uso.

 

En los motores de gasolina no era frecuente la sobrealimentación, pero las nuevas normativas medioambientales que fuerzan a los fabricantes a hacer coches más eficientes y limpios han convertido el turbo y los turbocompresores en el mejor aliado para lograrlo. Gracias a ello, hoy se pueden fabricar motores pequeños, pero de muy alto rendimiento, lo que ahora se llama downsizing. En Feu Vert puedes consultar las opciones disponibles para el cambio de turbocompresor de tu vehículo.

 

¿Qué es el turbocompresor del coche?

 

El turbocompresor es una pieza que trabaja a temperaturas altísimas –cercanas a las de fusión del hierro– y gira a más de 200.000 rpm, por lo que está fabricado con materiales muy resistentes, pero que necesitan cuidados. La clave de su mantenimiento pasa por una buena lubricación y refrigeración, por eso es importante usar aceites de calidad.

 

Hay mucho más que contar sobre turbo y turbocompresores, iremos ampliando la información. Hasta entonces no olvides que en Feu Vert dispones de profesionales cualificados que podrán ayudarte y asesorarte en todo lo relativo al turbo de tu coche.