Consejos de iluminación para el coche

¿Cómo cuidar la iluminación del coche?

Reglaje de faros

 

El reglaje de faros es la prestación mecánica que ajusta la posición de las lámparas; con el fin de que el haz de luz que estas proyectan esté correctamente posicionado y favorezca la visibilidad del conductor, sin perjudicar al resto de vehículos.

 

El método utilizado es el accionamiento sobre diferentes tornillos de apoyo del faro, en el que se valora tanto la intensidad como la dirección del alumbrado. Déjate aconsejar siempre por los especialistas de Feu Vert, y confía la manipulación de las lámparas a un personal cualificado.

Ver productos de iluminación para coches.

 

Lámparas y luces para el vehículo

 

Un sistema de iluminación en buen estado es básico para que, por la noche o en circunstancias de climatología adversa, podamos ver y, lo que es tan importante como lo anterior, ser vistos. En horas nocturnas y en zonas de niebla, el número de accidentes se incrementa en un 30%. Por eso es importante revisar periódicamente todo el sistema de iluminación y cambiar los elementos que estén defectuosos.

 

Los faros delanteros llevan un sistema de anclaje que ajusta el punto de alumbrado en función de la situación (carga del coche, firme bacheado...). Revisa con periodicidad este punto, ya que pueden perder su regulación con el paso del tiempo y las sustituciones. Las lámparas de encendido tienen cada vez un papel más importante en la seguridad del vehículo.

 

Además, las últimas tecnologías al servicio del automóvil, han introducido nuevos modelos de lámparas orientadas a mejorar la visión ante circunstancias adversas:

  • Luces diseñadas para la visión nocturna.
  • Luces con haces de luz de diferente color en cada zona de la carretera, que aumentan la visibilidad sin molestar a otros conductores.
  • Luces de descarga o de xenon de alta potencia.

 

¿Qué podemos hacer en Feu Vert para el mantenimiento de la iluminación de tu coche?

 

Los avances tecnológicos que en los últimos años ha habido en el mundo del automóvil, han repercutido directamente en el desarrollo de las lámparas y los sistemas de iluminación. Además, la necesidad de incrementar la seguridad con una mejor visibilidad, ha hecho que aparezcan en el mercado una gran variedad de opciones dirigidas a mejorar la seguridad: mayor cantidad de luz, más campo de iluminación, menor poder de deslumbramiento hacia los automóviles que vienen de frente, mayor duración, mejor reflexión de las señales de la carretera.

 

En Feu Vert te ofrecemos las mejores soluciones en iluminación para tu automóvil con el objetivo de garantizar una seguridad óptima en carretera y la máxima comodidad del conductor. Si necesitas realizar un cambio de bombillas o si es necesario sustituir todo el faro, acércate a tu centro Feu Vert. Nuestros profesionales te lo realizan, con el recambio de la misma calidad que tu coche utiliza.

 

Consejos sobre la iluminación de tu vehículo y su mantenimiento

 

  • Es recomendable cambiar siempre las lámparas de 2 en 2: esto es muy importante para que la luz que proyecten cada una de las ópticas sea igual. Además, aunque las lámparas habitualmente no se funden a la vez, sí suelen hacerlo de forma consecutiva.
  • Antes de llegar a fundirse una lámpara puede llegar a perder hasta un 30% de su luminosidad. Es recomendable que las cambiemos cada 30.000 km o cada 2 años.
  • No solo son importantes las lámparas principales. También lo son las de señalización (luces de intermitencia o de freno, antiniebla, la de marcha atrás...). Estas son primordiales y nos ayudan a incrementar nuestra seguridad y la de los demás.

 

Casi 4 de cada 10 coches circulan por nuestras carreteras con algún problema de iluminación en el coche, según datos facilitados  por el fabricante de componentes Hella.

 

Teniendo en cuenta que una regla básica de seguridad vial es "Ver y ser visto", es importante destacar que el 35% de los conductores lleva algún faro averiado o las bombillas del coche. 

 

Además, hay que añadir que, en horas nocturnas y en zonas de niebla, el número de accidentes se incrementa en un 30%. Por eso, es importante revisar periódicamente todo el sistema de iluminación del coche, teniendo en cuenta todas las bombillas del coche, luces traseras, de freno y antiniebla; y cambiar los elementos que estén defectuosos.

 

Las luces diurnas mejoran la visibilidad, sobre todo en horas del día en que la luz solar es menos intensa. Se calcula que el uso de esta iluminación podría reducir hasta el 8% los accidentes en núcleos urbanos, ya que al conectarla el coche se puede percibir a una mayor distancia (+10%).

  

Ver nuestro catálogo de luces y bombillas para tu coche y faros.