Alineado o paralelo, ¿qué es y cómo afecta al funcionamiento del vehículo?

Una mala alineación de las ruedas deteriora los neumáticos, aumentando su desgaste. Además, puede afectar al sistema de dirección de nuestro coche, sin contar los incrementos en el consumo del carburante. Por eso es recomendable realizar una alienación o paralelo cada vez que se montan neumáticos nuevos.

  Aunque es una operación de mantenimiento que se recomienda hacer cada vez que cambiamos de neumáticos, la alineación de ruedas, también denominada “paralelo”, no tiene nada que ver con los neumáticos en sí. En realidad, es un proceso mediante el cual se ajustan los elementos de la dirección y la suspensión para que las ruedas apoyen correctamente y rueden paralelas entre sí y con el eje de la carretera, siempre según los valores establecidos por el fabricante de nuestro vehículo. En la alineación o paralelo se verifica la geometría de la dirección y de la suspensión, es decir, los diferentes ángulos que deben cumplir las ruedas para que la dirección sea segura y de fácil manejo –ángulo de salida, ángulo de caída, ángulo de avance, cotas conjugadas, convergencia de las ruedas­– y apoyen correctamente. Y es que, aunque a la vista sea prácticamente imperceptible, nuestros neumáticos no están totalmente rectos y tienen inclinaciones hacia fuera o hacia adentro (ángulo de caída) o desviaciones hacia el interior o el exterior (convergencia y divergencia), que determinan la posición de la rueda y una trayectoria precisa para que la conducción sea suave y segura. Un simple bordillazo aparcando, circular por carreteras sin mantenimiento y llenas de baches o conducir frecuentemente por vías con resaltos o badenes afectan a la alineación de ruedas. El volante no queda centrado cuando el coche avanza en línea recta, desviándose el coche a derecha o izquierda, la dirección se nota dura o rígida, las ruedas no retornan rápidamente a su posición tras tomar una curva, el comportamiento de nuestro vehículo se vuelve mucho más inseguro, consume más carburante y los neumáticos se deterioran más rápidamente y de forma peligrosa, mostrando desgastes anormales en las bandas laterales. Solo una correcta alineación de las cuatro ruedas te asegura un comportamiento óptimo y las mejores prestaciones en seguridad y confort. De ahí que el alineado o paralelo, aunque no obligatorio, sea una operación que todos los fabricantes recomiendan cuando se sustituyen los neumáticos. La operación deben realizarla especialistas con equipos adecuados. Todos los talleres Feu Vert disponen de bancos de reglaje modernamente equipados con tecnología que ofrecen una alineación de ruedas en 3D. Consulta con nuestros expertos. Ellos te asesorarán sobre qué tipo de alineación necesita tu vehículo, siempre con la máxima profesionalidad y empleando material de última tecnología.