¿Cómo saber si necesito un arrancador o cargador de batería para el coche?

¿Sabes si necesitas cables de arranque o un cargador de batería para tu coche? Te contamos algunos consejos

 

Lo primero es saber si quieres un accesorio para llevarlo en el kit de emergencias del coche o para casos en los que el vehículo no arranca. En estos casos lo que buscas son unos cables de arranque. Ver ahora: cables de arranque para el coche.

 

Si llevas una temporada sin usar el coche y tu intención es recargar la batería antes de arrancarla, lo que necesitas es un cargador de baterías.

 

SI LA BATERÍA DEL COCHE NO ARRANCA...

Salimos de casa con el tiempo justo, vamos a arrancar el coche y, ¡horror!, la batería está “muerta”. Solo nos queda consolarnos con que el coche no nos dejara tirados el día anterior, por la noche, lloviendo, cuando regresábamos a casa.

 

Tenemos tres opciones:

  1. Llamar al servicio de asistencia.
  2. Esperar a que venga un alma caritativa que te ayude conectando su batería a la nuestra mediante unos cables de arranque para la batería.
  3. Conectar el arrancador de baterías que llevas en el maletero y que funciona exactamente igual que si conectas tu batería a una segunda mediante unos cables apropiados.

 

Con la batería descargada, tener un arrancador a mano es la solución, dado que su batería interna suministrará la potencia necesaria para que nuestro coche arranque, tomando la energía de la batería de asistencia del arrancador.

 

Pero todos sabemos de la importancia de la batería. De ella depende, además del arranque, el funcionamiento de todos los dispositivos eléctricos y electrónicos del vehículo, por lo que nunca deberíamos esperar a que nos deje tirados para empezar a preocuparnos de su mantenimiento y buen funcionamiento.

 

Más si cabe en verano, cuando recurrimos constantemente al aire acondicionado.

 

Para asegurarte de que la batería está lista para usar tras varias semanas sin haber arrancado el coche, lo idóneo es el cargador de baterías

 

A diferencia de un arrancador, los cables de arranque no se usan únicamente cuando el vehículo no arranca o la batería está “muerta”, sino que sirven para hacer recargas de vez en cuando, cuando nuestra batería está baja de potencia porque no usamos el coche a diario o, por ejemplo, nos hemos dejado las luces encendidas.

 

El buen uso y mantenimiento de los coches es nuestra prioridad. Por esta razón nuestros especialistas sabrán ayudarte, aconsejándote qué accesorio se adapta perfectamente a tus necesidades y las de tu vehículo.