Funciones de bujías y calentadores

Bujía

La bujía es un componente esencial en cualquier motor de gasolina, ya que, provoca la chispa de alta energía que hace que se inflame la mezcla de aire y gasolina. Sin la bujía, no hay chispa; y sin la chispa no se produce la ignición ni tampoco el movimiento del cilindro.

Debido a las duras condiciones a las que son sometidas, altas temperaturas, elevadas presiones, vibraciones, etc.; las bujías van deteriorándose; especialmente los electrodos, que son los elementos que hacen saltar la chispa en el momento preciso.

Como es lógico, cuanto mayor y más rápida sea la chispa, mejor será el arranque; y, de esta forma, se minimiza el desgaste del resto de componentes del encendido (batería, etc.). Para asegurar un buen encendido, en Feu Vert recomendamos la colocación de bujías de 4 electrodos. En Feu Vert encontrarás una completa gama de bujías de la marca Bosch, una referencia entre los proveedores de los fabricantes de vehículos a nivel mundial.

La bujía es el elemento que enciende la mezcla de gasolina y aire dentro de la cámara de combustión de un coche de gasolina. La chispa se genera mediante un diferencial de potencial eléctrico elevado y el proceso se repite una media de 2.000 veces por minuto en un normal funcionamiento del motor. Las condiciones de temperatura y presión en las que debe trabajar la bujía son muy elevadas; por lo que el Grado Térmico, la cantidad de calor que puede soportar y evacuar, es una de las características más importantes de una bujía.

Si se realiza a tiempo el cambio de las bujías, se evitarán desgastes prematuros en otras partes del coche. Sustituye las bujías, si detectas alguno de los siguientes síntomas de desgaste:

  • Pérdida de potencia al circular.
  • Incremento del consumo de gasolina del motor: la combustión de gasolina no es correcta porque falla la chispa generada por la bujía.
  • Dificultades en el arranque, especialmente en frío.Ruidos de detonación en la marcha del motor.
  • Humos oscuros en la salida del escape.

Calentador

Los calentadores cumplen en los motores diésel la misma función que las bujías en los motores de gasolina. Por eso, también son llamados “bujías de precalentamiento”. Se encargan de facilitar el arranque en frío, una acción de especial dificultad en los motores diésel.

El calentador es básicamente una resistencia de incandescencia, cuya misión es calentar y aumentar la temperatura de la cámara de combustión para facilitar el arranque. Su forma se asemeja a un bolígrafo, en el que uno de los extremos se pone incandescente en el momento previo al arranque.

Al iniciar el contacto en un coche diésel, aparece un testigo iluminado que se apaga pasados unos segundos; e indica que los calentadores están preparados para trabajar a su máxima potencia.

En cuanto a la sustitución de los calentadores, es importante tener en cuenta que:

  • Conviene cambiar siempre todos los calentadores a la vez para que el funcionamiento sea homogéneo.
  • Si los calentadores están rotos o dañados por sobrecalentamiento, se generará un mal funcionamiento del motor.

Ver productos relacionados