Cómo actuar ante un incendio del coche

¿Alguna vez te has planteado el método de actuar ante un incendio? ¿Sabías que acercarte con otro coche podría conllevar una reacción en cadena?

 

Es difícil que suceda, pero esto no es motivo para desconocer las diversas pautas que debemos seguir ante una situación de urgencia como esta. A la hora de apagar un incendio en el coche, hay que tener en cuenta que los vehículos no se incendian con facilidad, pero una vez que lo hacen, resultan muy difíciles de apagar. Lo más recomendable es ponerse a salvo lo antes posible.

 

Apagar un incendio en el coche puede provocar pavor y resultar difícil, pero la clave es tener la mente muy fría y proceder con rapidez y eficacia. Hay que mantener la calma en todo momento y llamar a los servicios de emergencia lo antes posible.

 

Según los especialistas en seguridad vial, el lugar idóneo para llevar un extintor es debajo del asiento de conductor. Así, en caso de que hubiera que echar mano de él, podría usarse en pocos segundos. En el empleo de esta clase de dispositivos, el tiempo también es un factor vital. Los extintores contienen agua, diferentes clases de polvo, espuma o CO2. Si la carga es líquida, su cantidad se indica en litros y, si es sólida, en kilogramos.

 

No hay ningún extintor portátil cuyo contenido dure más de 20 segundos. De ahí que, antes de accionarlo, debas estar perfectamente situado, lo más cerca posible del foco del fuego, para economizar el chorro hacia la base de las llamas. Los dispositivos de CO2 vierten su contenido a muy baja temperatura. Por ello, llevan un mango protector de plástico: ¡cuidado con dirigirlo hacia una persona!

 

Para actuar de manera fría y ordenada debemos antes desmitificar la imagen que muestran hasta la saciedad las películas y series de TV, sobre todo norteamericanas, en la que los coches explotan en apenas segundos. En la vida real los vehículos tienen un conducto de goma entre la boca de llenado y el tanque. Antes de que explote el depósito, tiene que romperse esta goma. Y esto no ocurrirá precisamente en 20 segundos. Lo que no es nunca aconsejable es acercarse a un coche en llamas si cerca de él hay otros que todavía no están ardiendo. El calor del incendio puede producir una peligrosa reacción en cadena. Previene a los conductores (ayudantes, testigos...) que desconocen el peligro antes de actuar sobre tu propio coche o tendréis que apagar más de uno...

 

Sobre el fuego y los extintores

 

Si no sabemos qué hacer ante un incendio en el coche, debemos saber que los fuegos se dividen en grupos, a cada uno se le asigna una letra.

 

Los A son los que afectan a materiales sólidos, que suelen implican brasas. Los fuegos B son de líquidos o sólidos licuables. Cuando compres un extintor, fíjate bien en las letras y los números que indican su capacidad y características. La letra C hace referencia a los fuegos de gases y la D a los de metales. Así, los extintores deben indicar qué tipos de fuego combaten con estas letras. Para el coche, basta con un dispositivo tipo ABC, para esos tres tipos de fuego. Junto a cada letra, hay un número. La cifra indica su eficacia según la sucesión de Fibonacci (1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55...). No compres ningún aparato con números inferiores al 13.

 

¿Qué hacer si encontramos fuego en el exterior del coche?

 

Esta clase de fuegos tiene dos causas principales: los actos vandálicos y los derrames de carburante que se producen cuando en un accidente de tráfico se rompe algún manguito o se raja el depósito.

 

Aunque el tanque de combustible no vaya a explotar, conviene no acercarse demasiado. Así, desde la mayor distancia posible, dirige un chorro del agente extintor hacia la base de la llama. No obstante, el incendio más frecuente que nos podemos encontrar es el que se produce por causas internas. Una fuga en algún manguito o un fallo eléctrico pueden generar este fenómeno que, a veces, tarda en ser detectado.

 

¿Qué hacer si encontramos fuego en el habitáculo del vehículo?

 

Sabiendo que el fuego dentro del habitáculo es el más peligroso y virulento de todos los posibles incendios del vehículo, lo más recomendable es detenerlo en un lugar seguro -si estás en movimiento- y ponerte a salvo cuanto antes.

 

Si deseas realizar la revisión de tu vehículo, puedes traernos tu coche sin necesidad de preverlo días antes.