Mi vehículo Identifica tu vehículo
Es necesario que identifiques tu vehículo para poder adquirir estos productos.
Marca
Selecciona una marca
    Marcas por orden alfabético
  • Alfa Romeo
  • Audi
  • Bmw
  • Cadillac
  • Chevrolet
  • Chrysler
  • Citroën
  • Dacia
  • Daewoo
  • Daihatsu
  • Dodge
  • Ds
  • Fiat
  • Ford
  • Honda
  • Hyundai
  • Infiniti
  • Isuzu
  • Jaguar
  • Jeep
  • Kia
  • Lada
  • Lancia
  • Land Rover
  • Lexus
  • Mazda
  • Mercedes-benz
  • Mini
  • Mitsubishi
  • Nissan
  • Opel
  • Peugeot
  • Renault
  • Rover
  • Saab
  • Santana
  • Seat
  • Skoda
  • Smart
  • Ssangyong
  • Subaru
  • Suzuki
  • Tata
  • Toyota
  • Volvo
  • Volkswagen
  • Porsche
Modelo
Selecciona un modelo
Tipo
Selecciona un tipo

¿Cómo cambiar los neumáticos del coche paso a paso?

¿Sabes cómo cambiar una rueda?

 

El 20% de los conductores españoles no sabría cómo llevar a cabo un cambio de neumáticos de su vehículo en caso de pinchazo, según el 'Estudio sobre los hábitos de los conductores españoles en verano' elaborado por el portal de Internet Coches.net con motivo de la Operación Salida de Agosto.

Hoy en día, son muchos los vehículos que ya cuentan con neumáticon run flat o neumáticos antipinchazos para alargar el tiempo de circulación hasta llegar a un taller en el que lleven a cabo la reparación del pinchazo. Si no es tu caso, antes de salir de viaje siempre es recomendable revisar, además de los principales componentes del vehículo, la rueda de repuesto. Mientras que los neumáticos comunes son revisados periódicamente, la rueda de repuesto se expone a menos cuidados por parte de los conductores, por lo que podría darse el caso que nuestra rueda de repuesto se encuentre totalmente deshinchada y no avancemos nada en caso de avería.

 

Cambiar una rueda puede ser un trámite desconocido para muchos. Por ello, aquí te ofrecemos los siguientes consejos en caso de que se te presentara esta común y engorrosa situación.

 

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que debes tener a mano tu chaleco reflectante y el triángulo de señalización. Resulta vital que busquemos un lugar seguro para cambiar la rueda o esperar a las asistencias. Esto en algunos casos resulta difícil, dependiendo del percance y la localización del mismo, por lo que chaleco y triángulo siempre serán nuestros mejores aliados. Una vez parado y cerciorándote de que eres visible para los demás conductores, debes comprobar el estado de la rueda de repuesto.

 

Recuerda, si no estás seguro del estado de tu neumático de respuesto es mejor que llames al servicio de asistencia en carretera. En la actualidad es un servicio rápido y cómodo de solucionar tu problema. Ellos llevarán tu coche a tu taller mecánico o autocentro de confianza más cercano.

 

Si, por el contrario, convienes en que el estado de la misma es óptimo, procederemos al recambio de la rueda.

 

Para el cambio necesitaremos: las llaves de ruedas y un gato hidráulico. Algunos coches tienen tornillos antirrobo en las llantas, con una morfología que obliga para quitarlos a tener su llave correspondiente. Es conveniente, por tanto, tener siempre localizada dichos tornillos y llave. Es recomendable guardarlos en el kit de herramientas del coche, o en cualquier sitio que recuerdes.  Durante el cambio de una rueda es preferible que utilices una llaves de cruceta, puesto que por su forma en cruz ejecutarás una mayor fuerza con menos esfuerzo. Antes de levantar tu coche con el gato hidráulico debes aflojar los tornillos de la rueda afectada. Puedes ayudarte del pie ejerciéndolo como contrapeso, así lograrás hacer más fuerza con la llave.

 

En cuanto a la disposición del gato hidráulico, esta tiene que situarse en una zona debajo de los faldones del coche en una zona reforzada de la puerta. En el manual de tu coche encontrarás señalizada dicha zona, ya que en algunos modelos, debido a sus características, la situación puede variar levemente.

 

Una vez hemos ejercido la fuerza suficiente como para obtener el espacio necesario para realizar el cambio, colocaremos el neumático de repuesto. Para ayudarte en la fijación de la rueda puedes volver a ayudarte del pie como contrapeso. Coloca primero los tornillos inferiores y después el resto. Aprieta los tornillos con la llave con el coche en suspensión y nuevamente cuando lo bajes, para asegurarte de una correcta fijación.

 

Ya puedes volver a conducir, pero recuerda que tu neumático de respuesto no está diseñado para circular a velocidades normales. Debes cambiarla de nuevo en tu autocentro de confianza, y reparar la rueda original cuanto antes.

 

En Feu Vert somos especialistas en neumáticos. En toda Europa, en nuestros centros hemos montado millones de neumáticos. Las últimas tecnologías en el taller y la experiencia adquirida por nuestros profesionales marcan la diferencia en este servicio y son la garantía de un buen montaje. No olvides consultar nuestras toda nuestra oferta de neumáticos, y si tienes cualquier duda no dudes en consultar con nuestros especialistas.

 

Recuerda siempre esta lista, podría salvarte de algún apuro:

  1. Revisión de la rueda de repuesto antes de salir de viaje
  2. Localizar llave antirrobo y tornillos
  3. Aflojar los tornillos de la rueda pinchada
  4. Colocar el gato
  5. Quitar los tornillos
  6. Quitar la rueda pinchada
  7. Colocar la rueda de repuesto
  8. Colocar los tornillos en la rueda de repuesto
  9. Apretar bien los tornillos con la llave
  10. Bajar vehículo y quitar el gato
  11. Volver a apretar los tornillos con la llave
En estos momentos no estamos disponibles en el chat. Contáctanos.