¿Cómo saber cuándo realizar el cambio de aceite del coche?

Cada tipo de aceite para el motor tiene una frecuencia de cambio diferente, pero lo fundamental es respetar estrictamente los intervalos de cambio de aceite recomendados por el fabricante del vehículo. ¡Consulta en el libro de mantenimiento del coche!

Todo se desgasta con su funcionamiento, nuestro vehículo también. El aceite del motor se va contaminando a medida que hacemos kilómetros y, en consecuencia, va perdiendo propiedades. Por eso, es importantísimo asegurarnos de cumplir los planes de mantenimiento establecidos por el fabricante del vehículo. Y más si cabe con el aceite, ¿sabías que circulando 15 segundos sin aceite, griparías el motor.

Hasta hace pocos años el cambio de aceite se realizaba fundamentalmente teniendo en cuenta el año de fabricación del coche –cada 10.000/15.000 kilómetros si el coche era anterior al año 2000 y cada 15.000/30.000 kilómetros, si había sido fabricado después de esta fecha–. En la actualidad, sin embargo, el cambio se efectúa dependiendo del tipo de lubricante que utilice el vehículo, sobre todo, en función de su fabricación: aceites convencionales o aceites sintéticos.

Así, los aceites minerales (derivados directamente del petróleo) tienen una vida más corta y deben cambiarse entre los 5.000 y 10.000 kilómetros, kilometraje que va alargándose progresivamente si usamos aceites semisintéticos (hasta 15.000 kilómetros), sintéticos (hasta 20.000 kilómetros) o los conocidos como “longlife” (hasta 30.000 kilómetros). Además, el desgaste del aceite del motor también depende mucho del uso que hacemos del vehículo.

Puede ocurrir que el coche lleve un periodo largo de tiempo con el mismo aceite y se haya usado poco. Puede ser porque usemos el coche, por ejemplo, para hacer viajes más o menos largos de fin de semana y a diario lo tengamos aparcado, en cuyo caso no pasa nada. O puede ser, porque hagamos muchos pequeños recorridos muy a menudo, lo que desgastará antes el aceite por lo continuos arranques en frío. Por todo ello, es tan importante seguir las instrucciones del libro de mantenimiento del vehículo, generalmente indicadas en kilómetros o en tiempo.

La mayoría de los fabricantes suelen recomendar el cambio de aceite al menos una vez al año, para garantizar el buen funcionamiento del motor. Nuestro consejo, finalmente, es que tú mismo controles el nivel de aceite de tu coche cada 1.000 kilómetros –o una vez al mes, cuando revises la presión de los neumáticos–. Y si es necesario, rellenes hasta que el nivel se sitúe entre el mínimo y el máximo de la varilla de control.

Recuerda que seguir el plan de revisiones recomendado por el fabricante es la mejor garantía para mantener tu coche en buen estado, reducir el riesgo de averías y, lo más importante, evitar un siniestro vial por fallo mecánico. En Feu Vert, tu vehículo estará en buenas manos y la única diferencia que notarás con respecto al concesionario oficial, será el ahorro. Descubre nuestros programas de revisiones