Mi vehículo Identifica tu vehículo
Es necesario que identifiques tu vehículo para poder adquirir estos productos.
Marca
Selecciona una marca
    Marcas por orden alfabético
  • Alfa Romeo
  • Audi
  • Bmw
  • Cadillac
  • Chevrolet
  • Chrysler
  • Citroën
  • Dacia
  • Daewoo
  • Daihatsu
  • Dodge
  • Ds
  • Fiat
  • Ford
  • Honda
  • Hyundai
  • Infiniti
  • Isuzu
  • Jaguar
  • Jeep
  • Kia
  • Lada
  • Lancia
  • Land Rover
  • Lexus
  • Mazda
  • Mercedes-benz
  • Mini
  • Mitsubishi
  • Nissan
  • Opel
  • Peugeot
  • Renault
  • Rover
  • Saab
  • Santana
  • Seat
  • Skoda
  • Smart
  • Ssangyong
  • Subaru
  • Suzuki
  • Tata
  • Toyota
  • Volvo
  • Volkswagen
  • Porsche
Modelo
Selecciona un modelo
Tipo
Selecciona un tipo

Compartir coche: Instrucciones para novatos

No hay problemas de legalidad en compartir coche

 

Es más, es una actividad que te permitirá ahorrar en gastos de combustible si eres conductor , que fomenta hábitos de transporte más sostenibles y te permitirá conocer a nueva gente. Eso sí, es necesario tener en cuenta algunos consejos si vas a compartir coche para que todo salga bien.

 

Empieza por lo que tienes más cerca

 
Si quieres compartir coche diariamente para ir al trabajo por ejemplo, seguro que hay alguien cercano y conocido que le interesa. Pregunta a un compañero de trabajo, vecino, familiar, amigo de un amigo.  Quizá hace recorridos diarios similares a los tuyos y podéis organizaros.
 

Apúntate en una web

 
Si no logras conseguir un acompañante conocido, inscríbete en una web especializada en compartir coche. Prácticamente todas funcionan igual: debes rellenar una ficha con tus datos personales, especificar el trayecto que vas a hacer —hora y lugar de salida y llegada, vehículo utilizado, equipaje permitido…—  y esperar a que surjan compañeros de viaje: Amovens, BlaBla Car, Carpooling, Social Car, Respiro.
 

Siempre fíjate en las opiniones y experiencias de otros usuarios

 
Al no conocer a las personas con las que vas a compartir coche, puede que te surjan ciertas inquietudes. Si has hecho el contacto en Internet, fíjate en si ya son usuarios y cómo los han valorado otros compañeros de viaje.
 

No mientas

 
De nada sirve decir que tienes un coche de una marca cuando es de otra, o que vas a dejar a tus pasajeros en un lugar por el que luego ni pasas. No te inventes nada: así serás bien valorado por tus acompañantes y podrás repetir la experiencia.
 

Evita confusiones

 
Especificar el tipo o tamaño del equipaje que se puede transportar es importante, pero también lo es comunicar si se aceptan animales, qué tipo de música se escucha, a qué grados está el coche… Cuanto más conciso seas, menos malos rollos habrá, pero tampoco te pongas en plan digno porque te puedes quedar si viajeros…
 

El dinero

 
Si compartes a través de una web, tendrás que publicar el precio de ese recorrido. La cantidad es fijada libremente por el propietario del vehículo, es la misma para todos los pasajeros y no es negociable. El conductor calcula el precio por plaza de acuerdo con el itinerario y los costes del viaje.
 

No cometas ilegalidades

 
Mucho ojo con las cuestiones que afectan al quebrantamiento de las normas de tráfico y a la seguridad de los pasajeros. Con independencia de que estas conductas terminen o no en sanción con su correspondiente multa, es un tema importante. Por ejemplo, el que el conductor exceda los límites de velocidad o que los pasajeros no se pongan los cinturones afecta, en mayor o menor medida, a todos los ocupantes.
 

Sé responsable con el estado del vehículo

 
El coche debe estar en buenas condiciones mecánicas y de confort para compartirlo con otras personas. Es fundamental que, por ejemplo, tenga pasada la ITV y hechas las revisiones pertinentes. Y que esté limpio, forma parte de la convivencia.
 

Si te detiene la policía...

 
Si durante el viaje te paran los agentes de la autoridad, deja claro que no tienes relación alguna con los pasajeros y que únicamente compartes coche con ellos.
 

Da tu opinión y críticas constructivas sobre tus compañeros de viaje

 
Si has contactado con un compañero de viaje a través de Internet y ha surgido algún problema o has detectado algún comportamiento anormal, comunícalo a la página web para que tome medidas. esto ayudará a otros viajeros a tomar decisiones y se acorralan los comportamientos abusivos o incorrectos.