Mi vehículo Identifica tu vehículo
Es necesario que identifiques tu vehículo para poder adquirir estos productos.
Marca
Selecciona una marca
    Marcas por orden alfabético
  • Alfa Romeo
  • Audi
  • Bmw
  • Cadillac
  • Chevrolet
  • Chrysler
  • Citroën
  • Dacia
  • Daewoo
  • Daihatsu
  • Dodge
  • Ds
  • Fiat
  • Ford
  • Honda
  • Hyundai
  • Infiniti
  • Isuzu
  • Jaguar
  • Jeep
  • Kia
  • Lada
  • Lancia
  • Land Rover
  • Lexus
  • Mazda
  • Mercedes-benz
  • Mini
  • Mitsubishi
  • Nissan
  • Opel
  • Peugeot
  • Renault
  • Rover
  • Saab
  • Santana
  • Seat
  • Skoda
  • Smart
  • Ssangyong
  • Subaru
  • Suzuki
  • Tata
  • Toyota
  • Volvo
  • Volkswagen
  • Porsche
Modelo
Selecciona un modelo
Tipo
Selecciona un tipo

PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS, ¿QUÉ PRESIÓN DEBEN LLEVAR LOS NEUMÁTICOS?

presión neumáticos

El mantenimiento de los neumáticos en general y de su presión en particular es esencial para tu seguridad en la carretera. Las ruedas asumen el doble papel de transmitir la potencia del motor a la carretera y de absorber las vibraciones causadas por las asperezas del recorrido. Los neumáticos deben inflarse a la presión adecuada para ofrecer un rendimiento y una seguridad óptimos.


¿DÓNDE ENCONTRAR LA PRESIÓN CORRECTA PARA LOS NEUMÁTICOS DE SU COCHE?


Inflar bien tus neumáticos es una acción primordial antes de tomar la carretera con tu coche. Así es como tus ruedas aseguran la mejor adherencia mientras absorben los golpes de la carretera. Para encontrar la presión de los neumáticos correcta, la que se debe aplicar a cada rueda durante el inflado, deberá consultar el folleto técnico suministrado con su vehículo, pero esta información también se puede leer en el habitáculo. Según el modelo de su coche, la presión se indica:

• en la zona interior de la puerta, en el lado del conductor o del pasajero
• en una placa de información fijada en la caja de guantes
• en el interior de la válvula del depósito

 

A menudo se indican dos valores. El valor más bajo indica la presión que se debe aplicar al neumático cuando está poco cargado el vehículo, es decir, con un número limitado de pasajeros y equipaje, y para viajes cortos. El valor más alto es para un vehículo cargado o diseñado para conducir a larga distancia a alta velocidad, como es el caso de un viaje por carretera. Tenga en cuenta que el valor de la presión para los neumáticos delanteros puede ser diferente de los montados en la parte trasera.

 medir presión neumáticos

COMPROBAR REGULARMENTE LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS: GARANTÍA DE SEGURIDAD

Tomarse el tiempo para comprobar regularmente la presión de los neumáticos es una garantía de seguridad para ti y para los pasajeros.
• Si el neumático está sub-inflado, pierde adherencia. Debido a que se calienta mucho durante la conducción, puede estallar y causar un accidente. Además, la banda de rodadura, es decir, la parte del neumático en contacto con la carretera se desgastará más rápidamente y se consumirá mucho más combustible, hasta un 10 % más
• Si el neumático está sobre-inflado, la adherencia también disminuirá, ya que la banda de rodadura no estará completamente en contacto con la carretera. Además, la distancia de frenado aumentará y las llantas pueden romperse en caso de choque.Con una buena presión en los neumáticos, te beneficiarás de múltiples ventajas:


• el confort a bordo más óptimo
• la adherencia al suelo y la distancia de frenado son perfectas
• los neumáticos no se deforman
• el coche consumirá menos combustible

 

¿CÓMO COMPROBAR LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS?

Para comprobar la presión de los neumáticos, se debe utilizar un manómetro homologado. Este puede ser autónomo o fijarse a una bomba manual o a un compresor de aire. En cualquier caso, se debe desenroscar el tapón de la válvula del neumático y apretar bien la boquilla. Sólo queda entonces leer el valor indicado y ajustar la presión si es necesario. Después de poner o quitar el aire, es necesario comprobar de nuevo para estar seguro de que es el valor correcto. Durante la operación, la punta del controlador de presión o de la bomba deberá estar firmemente sujeta. No debería haber un sonido de aire que se escapa.

 

CONTROL DE LA PRESIÓN EN FRÍO Y EN CALIENTE

La mejor manera de controlar la presión de un neumático es hacerlo en frío, es decir, cuando ha recorrido menos de 2 km o si se ha detenido durante dos horas o más después de un largo trayecto. En tal caso, se hará referencia a los valores indicados en el manual del vehículo o en la placa informativa. Si usted necesita comprobar la presión de sus neumáticos justo después de rodar, entonces se dice que es un control de presión en caliente. Hay que deducir 0,3 bar para obtener el valor real. Si hay que añadir aire, habrá que sobre-inflar 0,3 bar para recuperar la presión ideal.

¿CUÁNDO COMPROBAR LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS?

En estado normal, recomendamos una comprobación de la presión de los neumáticos una vez al mes. Puede hacerlo en una gasolinera o en algunos de nuestros centros equipados con una terminal de inflado, pero también puede comprar controladores de presión fijos, una bomba de pie, o a un compresor de aire para controlar los números usted mismo. Sería una pena que nos quedáramos parados al lado de la carretera a causa de un pinchazo, ya que este último no está bien inflado.

También te recomendamos que hagas la comprobación antes de los viajes largos o cuando planea cargar el coche. Para mantener sus neumáticos en buen estado, evite a toda costa sobrecargar el vehículo. Se dará cuenta si, después de comprobar la presión y hacer los ajustes, los flancos de los neumáticos se desploman como si no estuvieran inflados. Entonces es necesario descargar el excedente hasta que los neumáticos recuperen su aspecto normal.


¿EN QUÉ CASO SE PRODUCE UN LIGERO SOBREINFLADO?

En algunos casos, los especialistas recomiendan sobreinflar ligeramente los neumáticos. Este es el caso cuando:


• Es invierno. El frío contrae el aire en el interior de los neumáticos. A continuación, debe aumentar la presión de 0,2 bar
• Usted conduce más de 200 kilómetros en una autopista. A continuación, tendrá que añadir 0,3 bar

 

¿CÓMO AFECTA LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS AL CONSUMO DE COMBUSTIBLE?

La presión de los neumáticos es un elemento clave no solo en términos de seguridad sino también a nivel de consumo de combustible. Hay que tener en cuenta que el neumático es el único punto de contacto con el asfalto. Esto provoca que un mayor o menor rozamiento afecte directamente al consumo.
Te preguntarás, ¿y esto qué tiene que ver con las presiones? ¡Te lo contamos!

presión baja neumáticos

UNA PRESIÓN BAJA, ¿AUMENTA EL CONSUMO DE COMBUSTIBLE?

Antes de responder a esta pregunta vamos a ahondar sobre qué es llevar una presión baja. Los fabricantes de automóviles, no los de neumáticos como piensan algunos, fijan una presión recomendada para obtener el máximo rendimiento de los neumáticos.
Este valor, expresado en bares, está calculado en función del peso del vehículo, la utilidad que se le va a dar y sus prestaciones. Así, los fabricantes fijan un valor de presión, la gama dimensional permitida y unos índices de carga e índice de velocidad de los neumáticos. Lo que ocurre si no respetamos la presión recomendada es que la banda de rodadura aumenta su zona de contacto.
Como consecuencia el coche hará un esfuerzo extra para avanzar. El motivo es que el rozamiento de los neumáticos es mucho mayor. Esta potencia extra que requiere el vehículo se traduce directamente en un mayor consumo de combustible. Una presión baja entonces sí que afecta al consumo de combustible.


No infles los neumáticos por encima de lo recomendado para tener el mínimo contacto con el suelo. Esta situación derivaría en una pérdida de seguridad y un desgaste irregular en la zona central de la banda de rodadura del neumático.
La presión debe ser siempre la recomendada. No debemos olvidar que un desgaste de los neumáticos influye en la distancia de frenado. Es fundamental por lo tanto revisar la presión de los neumáticos cada 15 días o una vez al mes.


Evitaremos así un consumo de combustible mayor al necesario, ya que detectaremos una presión baja nada más producirse. Si tienes un interés especial en reducir tu consumo, no te puedes perder nuestras medidas básicas para ahorrar combustible del coche.

 presión neumáticos invierno

¿CAMBIA LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS EN INVIERNO?

Podemos pensar que la presión de los neumáticos se mantiene constante, pero eso es un gran error. El nivel de inflado cambia levemente sin que apenas nos percatemos, de ahí que sea recomendable su revisión una vez al mes. En invierno esta práctica se debe hacer cada 15 días además de cambiar el nivel de inflado, te contamos cuál es el baremo correcto y por qué.
Recuerda que también puedes ver nuestros neumáticos de invierno en nuestra tienda online feuvert.es o directamente en nuestros autocentros o talleres mecánicos.

¿CUÁL DEBE SER LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS EN INVIERNO?

Comprender cómo se comporta el aire de los neumáticos nos sirve para comprender por qué se producen variaciones en la presión. Un neumático inflado de origen sigue las recomendaciones del fabricante del automóvil. Desde ese momento, fruto del uso y el paso del tiempo, el aire se ve sometido a las fuerzas que sufre el neumático durante la conducción. Esto provoca que el aire se escape, muy lentamente, por la zona de los flancos. También a través del caucho y, en ocasiones, por la válvula de inflado. Estos valores son mínimos y tienen como consecuencia una ligera variación de la presión.

Revisando una vez al mes la presión podemos circular con seguridad y en los valores normales. Sin embargo, este proceso se acentúa cuando se producen cambios bruscos en la temperatura, como ocurre en invierno. El motivo es que el aire se contrae con el frío y se dilata con el calor. La consecuencia es una variación en la presión de 0,1 bar cada 10 grados. Por lo tanto, si vivimos en una ciudad con una temperatura media de 20 grados, al llegar el invierno, debemos aumentar la presión de los neumáticos en 0,2 bares.


¿POR QUÉ DEBEMOS PRESTAR ATENCIÓN A LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS EN INVIERNO?

Como referencia general, en invierno se deben inflar los neumáticos siempre con los valores arriba indicados. De esta manera, lo que conseguimos es contrarrestar la pérdida de presión por los cambios de temperatura. Así viajaremos con total seguridad y aprovechando al máximo las prestaciones de nuestros neumáticos.

Si no seguimos esta pauta, no solo perdemos seguridad sino que aumentamos el consumo y podemos sufrir desgastes irregulares del neumático. En los meses fríos también podemos estudiar la posibilidad de comprar neumáticos all season o cuatro estaciones. ¡Recuerda que un buen mantenimiento es clave para alargar la vida de tus neumáticos y tu seguridad en marcha!