¿Cuándo hay que cambiar el líquido de frenos?

El líquido para frenos es una parte fundamental en el sistema de frenado del coche, ya que es el encargado de transmitir la fuerza del pedal del freno a los pistones, y que a su vez desplazan a las pastillas de freno para que opriman el disco de freno.

 

Podrás imaginar la importancia de mantener en perfecto estado este fluido, saber cuándo hay que cambiar el líquido de frenos y en los niveles adecuados para que el automóvil pueda frenar de manera adecuada. De lo contrario, resulta un peligro en la carretera, ya no solo para ti, sino para cualquier persona que pueda cruzarse en tu camino.

 

Sin embargo, muchas personas no conocen cuándo hay que cambiar el líquido de frenos, ni su correcto uso. En Feu Vert recomendamos seguir las instrucciones del fabricante del vehículo y acudir a tu taller de confianza para conocer el estado del circuito de frenado.  

 

Uno de los motivos más frecuentes que van a requerir una visita al taller para el cambio del líquido de frenos, es que al ser un líquido hidráulico atrae y absorbe la humedad. Este hecho va a condicionar que el líquido pierda sus propiedades poco a poco por esa presencia de agua en su composición, consiguiendo así que pierda su capacidad hidráulica o la resistencia a la temperatura alcanzada en la ebullición.

 

Y hablando del punto de ebullición, tenemos que mencionar el estándar DOT. ¿No conoces el significado de estas siglas? Hacen referencia al Departamento de Transportes de Estados Unidos (DOT por sus siglas en inglés –Department of Transportation–), organismo que regula el líquido de frenos teniendo en cuanto su calidad según el punto de ebullición.

 

Nos encontramos cuatro categorías: DOT 3, DOT 4, DOT 5 y DOT 5.1, con diferentes puntos de ebullición, y siempre debes respetar el DOT de tu vehículo:

  • DOT 3. Tiene un punto de ebullición seco de 205ºC y húmedo de 150ºC.
  • DOT 4. Cuenta con una serie de aditivos para hacer frente a la absorción de humedad. Tiene un punto de ebullición de 230ºC en seco y de 155ºC en húmedo.
  • DOT 5. Este líquido de frenos tiene un punto de ebullición de 260ºC en seco y de 180ºC en húmedo y no se puede mezclar con otro tipo de líquido de frenos.
  • DOT 5.1. Su punto de ebullición es de 270ºC en seco y en húmedo de 180ºC.

 

Además de saber que deberás verificar periódicamente su nivel (aquí te dejamos una lista de talleres mecánicos y autocentros Feu Vert para que puedas pasarte por el más cercano); es recomendable tener una orientación sobre cuándo hay que cambiar el líquido de frenos realmente. Para ello, puedes tener en cuenta el número de kilómetros, o bien el tiempo (en años) desde la última vez que lo cambiaste.

 

¿CADA CUÁNTOS KILÓMETROS DEBES CAMBIAR EL LÍQUIDO DE FRENOS?

 

Se escuchan muchas recomendaciones en torno al número de kilómetros que han de transcurrir hasta que llegue el momento de cambiar el líquido de frenos. Desde Feu Vert recomendamos una revisión cada 20.000 kilómetros, y cambiar el líquido de frenos del coche cada dos cambios de pastillas junto con los discos de frenos.

 

¿CADA CUÁNTO TIEMPO CAMBIAR EL LÍQUIDO DE FRENOS?

 

Este indicador suele ser menos preciso, ya que dependerá del uso que se haga de cada coche. No es lo mismo un año de vida para un coche que pasa dos horas al día en la carretera, que para otro que se utiliza de manera esporádica o los fines de semana. Aunque no por eso debemos pensar que nuestro coche está intacto, ya que en el momento en el que sale del taller por primera vez, por muy poco que lo cojamos, empieza a envejecer como cualquier otro. Aquí te dejamos un enlace a nuestros servicios de taller para que puedas ver qué podríamos hacer por ti.

 

¿Te preocupa qué pasa con el líquido de frenos usado?

Garantizamos una gestión adecuada del líquido, pues reciclamos al año más de 6.000 kg de esta sustancia. Aprende más sobre la importancia del mantenimiento del sistema de frenado con Feu Vert y no dudes en acercarte a preguntarnos cualquier duda que pueda surgirte sobre tu coche.