Cuándo y por qué cambiar el líquido refrigerante

Cuándo y por qué cambiar el líquido refrigerante

Con la época del verano es normal que sientas más calor cuando entras a tu coche, pero si notas que la temperatura empieza a subir de forma descontrolada, no lo dejes pasar. Puede que sea un problema relacionado con el líquido refrigerante y te veas obligado a parar el coche hasta que recupere su temperatura normal.

 

Lo habitual es que el coche esté entre los 90ºC y los 100ºC, y es importante que te fijes en que esa temperatura se mantenga, o de lo contrario podrías sufrir averías importantes para tu motor.

 

Si no sabes cuándo cambiar el líquido refrigerante de tu coche, no te preocupes, en Feu Vert te ayudamos a comprender las señales que indican que necesitas un cambio del líquido refrigerante.

 

¿Por qué cambiar el líquido refrigerante?

El líquido refrigerante es aquel que te permite conducir bajo las condiciones más adversas de frío o calor, pues protege las piezas del motor evitando que se caliente o enfrío demasiado. Algunas de las funciones del líquido refrigerante son que favorece la limpieza del motor y evita que se produzcan daños muy costosos, que pueden llegar a ser irreparables en muchas ocasiones.

 

Para no llegar a ese extremo, hay que tener cierto control sobre el líquido refrigerante de tu coche. Y el propio vehículo te ayudará a ello, pues hay un piloto en el ordenador de navegación del salpicadero que indica la temperatura a la que está el coche. Recuerda que debe mantenerse entre los 90ºC y los 100ªC.

 

¿Cuándo cambiar el líquido refrigerante?

Si nos e ha producido un escape o directamente se ha agotado, es recomendable cambiar el líquido refrigerante cada dos años o cada 40.000 kilómetros, lo que ocurra antes. Recuerda que no debes demorar mucho más el cambio y conviene que lo revises cuando has hecho 20.000 kilómetros.

 

Por eso es importante que revises si el líquido refrigerante está en un nivel correcto. Es recomendable que lo hagas al menos una vez al mes, y es una operación que puedes realizar tú mismo observando el nivel del depósito. ¡Pero ojo! Siempre con el motor en frío.

 

En nuestros talleres Feu Vert podremos atenderte sin problemas para realizar un cambio de líquido refrigerante-anticongelante de coche y preparar tu coche para una nueva aventura sin miedo a sufrir una avería provocada por el líquido refrigerante. ¡Te estaremos esperando!