¿Cuáles son los líquidos que lleva el coche?

Te resolvemos algunas preguntas frecuentes sobre el mantenimiento de los líquidos del coche, como el aceite del motor, el líquido de frenos o el lavaparabrisas

 

Equivocarse y utilizar el líquido inadecuado acarrea problemas, por eso te recomendamos comprobar siempre el libro de mantenimiento y confiar en tu taller Feu Vert más cercano para su control y mantenimiento.

 

¿Puedo utilizar cualquier aceite de motor para mi coche?

No. Pero no te preocupes, en Feu Vert tenemos el aceite de motor que necesitas. Si tienes dudas del aceite que necesitas, consulta el libro de recomendaciones de lubricantes que encontrarás junto a los aceites en tu Autocentro Feu Vert. Las recomendaciones del libro de mantenimiento de un coche nos informan de la viscosidad, normas y homologaciones que debe cumplir nuestro aceite. Es muy importante no mezclar aceite de motor con distintas vicosidades, ya que perderían sus propiedades.

 

¿Puedo utilizar cualquier líquido de frenos para mi coche?

No. El líquido de frenos recibe la fuerza de la bomba de freno y la transmite a la pinza de freno. Es capaz de resistir temperaturas muy elevadas sin entrar en ebullición. Los fabricantes recomiendan que sustituyamos el líquido de frenos aproximadamente cada dos años y revisarlo cada 20.000 km.

 

No obstante, siempre debemos comprobar las indicaciones que nos da el libro de mantenimiento del vehículo. Los líquidos de freno están denominados como DOT 2,3 y 4, mientras más alto el número, más alto el punto de ebullición. No hay que mezclar tipos diferentes de líquidos. En Feu Vert te realizamos una prueba gratuita del estado de tu líquido de frenos en cualquiera de nuestros autocentros.

 

Además disponemos del equipamiento adecuado para su diagnosis y sustitución, incluyendo los sistemas dotados de ABS que requieren la utilización de una máquina de diagnosis electrónica. Conoce más sobre cómo funcionan los frenos y cuándo hay que revisarlo

 

¿Qué pasa si uso agua o alcohol como lavaparabrisas?

  • Si utilizas agua corriente como líquido limpiaparabrisas puede congelarse y  dañar la bomba. Además, la cal del agua puede provocar posos, que bloquean el surtidor.
  • Si utilizas productos con alcohol como líquido limpiaparabrisas atacará el caucho del filo de la escobilla.