Los mejores enganches para el coche. Dudas sobre la bola del remolque

¿Por qué tengo que pasar la ITV si pongo un enganche?

¿Es obligatorio desmontar la “bola” cuando no se arrastra el remolque? ¿Me pueden multar por no desmontarla? Son muchas las dudas que nos planteáis sobre los enganches de remolque. Vamos a intentar aclararlas una a una.

 

En ocasiones, la capacidad de carga de nuestro vehículo no es suficiente para transportar todo lo que necesitamos. Las bicicletas y otras cargas pesadas, como una moto, materiales de construcción o de jardinería o, incluso, a nuestras mascotas, es mejor trasladarlas en un remolque. Y para acoplar el remolque al coche, necesitamos un enganche.

 

Pero este no se puede poner así como así. Su instalación debe realizarse en un taller cualificado en el que nos garanticen que darán cumplimiento a los trámites legales que implica legalizar la conocida popularmente como “bola”. Y es que el enganche/bola no es un simple accesorio que se acopla al coche y ya está. Su instalación se considera por ley una “reforma de importancia” del vehículo que implica obtener certificado del taller instalador, homologación del enganche y un informe técnico de conformidad.

 

Con toda esta documentación que nos facilitarán en el taller donde nos instalen el enganche, tendremos que ir luego a pasar la ITV de la “bola”, para que la instalación de esta se incluya en la ficha técnica de nuestro coche. Ya sabemos por qué tenemos que pasar la ITV, aclaremos ahora el tema de las posibles multas por desmontar el enganche.

 

La directiva europea dice textualmente: “la bola de remolque instalada no deberá quitar luz ni visibilidad a la matrícula trasera. Si esto no fuera posible, deberá utilizarse una bola de remolque que pueda desmontarse”. De esto se deduce que si tienes un vehículo al que el enganche le va a tapar parcialmente la matrícula, no podrás colocar un enganche fijo y tendrás que decantarte por una bola desmontable o por un enganche retráctil –que se ajusta debajo del paragolpes gracias a su mecanismo de giro–.

 

En caso de haber optado por el enganche desmontable, tendrás que quitarlo cuando no arrastres el remolque. Si no lo haces, te expones a ser multado, pero no por portar enganche, si no porque este impide la visibilidad de la matrícula y dificulta la identificación del vehículo. La diferencia en la causa de la sanción es clara. Por el contrario, si tu coche admite cualquier tipo de enganchefijo, desmontable o retráctil– y tu opción personal es instalar el desmontable, nadie podrá obligarte a quitarlo cuando no arrastres el remolque, dado que no existe ningún artículo en el Reglamento General de Conductores que exija la retirada de los dispositivos para remolcar cuando se circula sin remolque.

 

Insistimos: solo se puede multar si el enganche impide la visibilidad de la matrícula. Para tu tranquilidad, ten en cuenta que, pasada la ITV e incluido en la ficha técnica, tu enganche estará totalmente en regla y podrás circular con él independientemente de si llevas o no remolque.

 

Ver nuestra oferta de remolques

 

Nuestros talleres Feu Vert están certificados para instalar todo tipo de enganches tanto en turismos, como en 4x4, furgonetas o mono-volúmenes. Déjate aconsejar por nuestros expertos para encontrar el enganche que mejor se adapte a tus necesidades.