¡Evitar el rápido desgaste de los neumáticos es posible!

Los neumáticos tienen una vida útil que puede variar según la marca o el modelo. Sin embargo, la velocidad a la que se produce el desgaste de los neumáticos puede variar mucho en función del mantenimiento y la conducción. Te contamos cómo conseguir que tus neumáticos sean más duraderos.

 

5 CLAVES PARA QUE TUS NEUMÁTICOS DUREN MÁS Y EVITAR EL DESGASTE DE LOS NEUMÁTICOS

 

Siguiendo cinco pautas muy simples podemos notar una diferencia notable en el desgaste. Basta con seguir estas recomendaciones para ahorrar en neumáticos, además de garantizar siempre la máxima seguridad.

 

Una alineación incorrecta

 

En ocasiones puede que la dirección de nuestro coche no sea la correcta. Bien porque nos hemos dado un golpe fuerte o porque hemos realizado el montaje de neumáticos en un sitio poco profesional.

 

Esto provoca que, si soltamos el volante, el coche no siga una línea recta. Llevando esto al campo que nos interesa, el de los neumáticos y el desgaste, un mal alineado como os comentamos provocará un desgaste excesivo en la zona del hombro del neumático. Esto supondrá un cambio de neumáticos urgente. Para solucionarlo basta con hacer un cambio de neumáticos en un centro profesional donde te hagan un correcto alineado.

 

Conducción brusca

 

A veces pensamos erróneamente que los neumáticos son más o menos duraderos según la calidad de estos. Sin embargo, también influye el mantenimiento como hemos dicho y la conducción. Sí, la manera en la que conducimos tiene un impacto directo en el desgaste de los neumáticos.

 

De esta manera, circular a gran velocidad y luego tener que hacer frenadas bruscas, coger las curvas a más velocidad de la recomendada, entre otros factores, será igual a una menor vida del neumático. El motivo es muy sencillo, cada vez que hacemos alguna de estas maniobras bruscas, los neumáticos son el único punto de contacto con la carretera por lo que se someten a una fuerza muy elevada para lograr frenar el coche o girar adhiriéndose al asfalto.

 

Carga excesiva del coche: el peso del coche recae directamente sobre los neumáticos

 

Para contrarrestar el desgaste que afecta a los neumáticos fruto de esta situación, o más bien minimizarlo, debemos llenar la presión de los neumáticos con un 0,1 - 0,2 bares extra. Así los neumáticos no “bajarán” aumentando la superficie de contacto con el asfalto. Consulta el manual de tu coche donde te indicará la presión del neumático con el vehículo cargado.

 

Presión baja/alta

 

Cuando circulamos con un neumático con baja presión, lo que se produce es un mayor contacto de la banda de rodadura en las zonas externas de la banda de rodadura. La consecuencia será un desgaste irregular que requerirá un cambio de neumáticos. La presión debe estar en el punto óptimo según la recomendación del fabricante del vehículo. Si nos pasamos añadiendo varios bares por encima también será negativo porque el contacto principal con el asfalto será con la zona central de la banda de rodadura. Esto provocará un mayor desgaste de esta parte del neumático.

 

No hacer permutado de neumáticos

 

Como ya comentamos, la permutación de los neumáticos consigue frenar la velocidad de desgaste sobre estos. Esto se consigue gracias a su rotación entre los diferentes ejes. Es una tarea que requiere de un profesional por la delicadeza de este ya que hay tener en cuenta el momento oportuno para hacer la permutación.

 

En este artículo te contamos todos los detalles para permutar los neumáticos con éxito. Con unos sencillos trucos conseguirás automáticamente que tus neumáticos aguanten muchos más kilómetros en perfecto estado.