¿Cuándo cambiar los filtros del coche?

¿Cuándo cambiar los filtros del coche?

Por las cámaras de combustión de un motor en funcionamiento circulan tres tipos de fluidos: combustible, aceite y aire.

 

Todos los fluidos que circulan por el interior del motor de un vehículo deben estar perfectamente limpios de partículas para asegurar la longevidad del motor. Con el fin de obtener esa limpieza de los tres fluidos mencionados se utilizan los filtros de combustible, aceite y aire respectivamente.

Ver servicios de taller y mantenimiento del vehículo

 

MANTENIMIENTO DEL VEHÍCULO: CONSEJOS PARA LOS FILTROS

 

Por otra parte, hay un cuarto filtro en los vehículos actuales: el filtro de habitáculo. Este filtro se encarga de asegurar la correcta calidad del aire que respiran los viajeros en el interior del vehículo. 

 

En el uso habitual de los filtros, estos se van colmatando (atascando con las impurezas que van reteniendo). Pasado un tiempo de funcionamiento, es necesario cambiarlos para garantizar la calidad del aire que se respira en su interior.

 

En Feu Vert disponemos de una amplia gama de filtros de aceite marca BOSCH, de una calidad premium.

 

Estos 4 tipos de filtros cumplen diferentes funciones:

  • Proteger el motor aumentando su duración.
  • Disminuir el consumo de carburante.
  • Optimizar las prestaciones del vehículo.
  • Prevenir los malos olores en el habitáculo.
  • Preservar el medio ambiente optimizando el funcionamiento del motor.

 

Nuestra recomendación es seguir los periodos de sustitución de filtros con rigor. Suponen un desembolso ligero y evitarás averías o problemas posteriores mucho más caros.

 

EL FILTRO DE ACEITE

Se encarga de filtrar el aceite reteniendo las impurezas que podrían dañar el motor (partículas metálicas, residuos de la combustión, impurezas del combustible, etc.) Su influencia en la duración del motor es elevada.

 

El aceite del motor está en movimiento cubriendo las paredes internas del motor. En su movimiento va acumulando las distintas partículas que aparecen en el interior del motor (provocadas por desgaste de material y por la combustión).

 

El mal estado de un filtro de aceite no se puede detectar con medios simples por lo que se debe realizar su sustitución de forma periódica. Se recomienda cambiar el filtro de aceite cada vez que se cambie el aceite del motor.

 

EL FILTRO DE COMBUSTIBLE

Un filtro sucio afectará el caudal de combustible suministrado al motor y a su potencia, disminuyéndola. Los arranques pueden quedar también perjudicados pues requieren de mezclas muy ricas en combustible.

Cambio de filtro de combustible

 

Un filtro de combustible en mal estado se puede percibir por lo siguiente:

  • Vacíos de potencia del motor: se producen espacios breves de tiempo en el que el motor no desarrolla su potencia habitual.
  • Humo en el sistema de escape más negro de lo habitual: la combustión no ha sido perfecta y se generan más humos de combustión que los que se producen en el caso óptimo.

 

FILTRO DE AIRE

¿Cuál es la función del filtro de aire? Está situado en el paso de aire al motor y tiene como función retener las pequeñas partículas sólidas que puede contener el aire que succiona el motor. Al igual que con el filtro de aceite, el mantenimiento de este filtro influye de manera importante en la duración del motor.

  

¿Cómo detectar si el filtro de aire está en mal estado? 

 

El estado de un filtro de aire no se percibe con medios simples, debemos confiar su revisión a un técnico experimentado.

 

Los síntomas de un filtro de aire en mal estado son:

  • Presenta un aspecto ennegrecido por hollín.
  • Incremento del consumo de combustible.
  • Pérdida de prestaciones del vehículo.

 

CONSECUENCIAS DE NO RESPETAR LAS FRENCUENCIAS DE CAMBIO DE FILTRO RECOMENDADAS

 

Un filtro de aire sucio aumenta el consumo de combustible, reduce las prestaciones del motor; y, por consiguiente, aumenta la contaminación emitida. A la larga, las impurezas que pasan a la cámara de combustión van desgastando prematuramente el conjunto pistón-cilindro, lo que provoca un desgaste prematuro del motor.

 

El filtro del habitáculo

Su función es evitar que partículas de polvo, polución, gérmenes..., pasen al interior del habitáculo. El aire del sistema de climatización pasa a través de este filtro; por lo que un síntoma de si el filtro del habitáculo está sucio, es que notaremos que el caudal de aire que pasa a través de las rejillas de aireación ha disminuido sensiblemente.

 

El filtro de habitáculo es un elemento que se inserta en el circuito de calefacción y aire acondicionado del mismo y limpia de impurezas el aire que va al interior del vehículo. Las impurezas que detiene el filtro de habitáculo son principalmente: polen, polvo, y hollín de los gases de combustión de los vehículos precedentes. Normalmente, se percibe un mal estado del filtro de habitáculo por:

  • La pérdida de la potencia de ventilación del sistema de aireación del vehículo.
  • Malos olores.

 

¿CUÁNDO CAMBIAR LOS FILTROS DEL COCHE?

 

Los periodos de cambio de los filtros del vehículo deben ser los que recomiende el fabricante del vehículo, sin embargo, como norma general se pueden seguir los siguientes plazos:

 

 

Aceite

Aire

Combustible

Habitáculo

Cambio

Cada vez que se cambie el aceite

Entre 15.000 y 30.000 km.

Diesel: entre 30.000 y 60.000 km.

Gasolina: entre 40.000 y 80.000 km.

Cada 15.000 km o una vez al año.

 

Es complicado verificar el estado de algunos filtros por lo incómodo de su acceso en los coches modernos (sobre todo los filtros de habitáculo). En el caso de los filtros de aceite, es imposible conocer su estado de suciedad.

 

Debido a la importancia que tienen, es imprescindible que seas muy estricto respetando el período de sustitución establecido por el fabricante.