Grúa

Aquí te proponemos una serie de consejos que pueden ayudarte a reaccionar de manera adecuada antes un caso así, para que no tengas que dar más vueltas ni pagar más dinero del necesario.

 

Confirmación
Asegúrate de que el coche lo ha retirado la grúa y dónde está. Por lo general, suelen dejar un adhesivo pegado en la acera o en los alrededores. Si no lo hay, llama primero al ayuntamiento del municipio o ciudad para confirmar que el coche se lo ha llevado efectivamente la grúa y dónde se encuentra el depósito de vehículos.

 

Rápido
Ahora que ya sabes dónde está tu coche, no demores la retirada del depósito. Cuanto más tiempo tardes en sacarlo, más te cobrarán por la estancia del vehículo en el mismo.

 

Horario
Cuando consigas el nombre y la dirección de depósito en cuestión, pregunta por el horario de apertura y cierre. La mayoría suelen estar operativos las 24 horas del día, pero nunca se sabe.

 

No es mío
Si tú no eres el propietario del vehículo en cuestión, ten presente que necesitarás una fotocopia de DNI del dueño y una autorización firmada por él para poder retirar el vehículo.

 

Alquiler o renting
Si se trata de un vehículo de alquiler o de renting, no debes olvidar llevar la documentación que así lo demuestre.

 

Las llaves
Se han llevado tu coche, pero las llaves deberías tenerlas tú. Así que no olvides llevarlas cuando vayas a retirarlo del depósito. Muchas veces los nervios y el disgusto nos juegan malas pasadas.

 

Daños en el coche
Antes de retirar el vehículo, fíjate si ha sufrido algún desperfecto. Si es así, debes hacerlo constar antes de abandonar el depósito. Si puedes, hazle fotos. Te serán muy útiles para futuras reclamaciones.

 

El pago
Para poder retirar el vehículo tendrás que abonar la multa correspondiente (por haber aparcado indebidamente) y los recargos correspondientes según el tiempo que lleve el coche en el depósito.