La filtración y los kits de admisión directos

Las prestaciones de un motor dependen, en gran medida, de su “respiración”; es decir, de la capacidad de admitir el mayor caudal de aire y de expulsar los gases quemados eficaz y limpiamente. A mayor entrada de aire, mayor potencia. Una buena solución para aumentar el caudal de aire es sustituir el filtro original del vehículo por uno deportivo de altas prestaciones; fabricados normalmente en algodón. Este material permite una mayor entrada de aire filtrado. Otra posibilidad consiste en sustituir la caja del filtro por un kit de admisión directo: el aire llega directamente al carburador a través de una conducción. Aporta hasta un 30% de aire en relación a una admisión clásica de origen.