Mi vehículo Identifica tu vehículo
Es necesario que identifiques tu vehículo para poder adquirir estos productos.
Marca
Selecciona una marca
    Marcas por orden alfabético
  • Alfa Romeo
  • Audi
  • Bmw
  • Cadillac
  • Chevrolet
  • Chrysler
  • Citroën
  • Dacia
  • Daewoo
  • Daihatsu
  • Dodge
  • Ds
  • Fiat
  • Ford
  • Honda
  • Hyundai
  • Infiniti
  • Isuzu
  • Jaguar
  • Jeep
  • Kia
  • Lada
  • Lancia
  • Land Rover
  • Lexus
  • Mazda
  • Mercedes-benz
  • Mini
  • Mitsubishi
  • Nissan
  • Opel
  • Peugeot
  • Renault
  • Rover
  • Saab
  • Santana
  • Seat
  • Skoda
  • Smart
  • Ssangyong
  • Subaru
  • Suzuki
  • Tata
  • Toyota
  • Volvo
  • Volkswagen
  • Porsche
Modelo
Selecciona un modelo
Tipo
Selecciona un tipo

Suspensión deportiva: todo lo que debes saber sobre la amortiguación deportiva

suspensión deportiva coche

Hoy en día, muchos jóvenes deciden hacer un cambio en su propio coche para darle un toque más deportivo siguiendo la tendencia del tuning. Este estilo de modificación de vehículos, para conseguir un mayor rendimiento de la mecánica, se popularizó en América y Europa y poco a poco ha ido haciéndose un hueco en todo el sector automovilístico del mundo.

 

Más allá de contar con unos neumáticos deportivos, una de las primeras modificaciones que se llevan a cabo a la hora de transformar un automóvil y emprender un proyecto tuning, comienza por bajar la altura de la caja del coche. A este fenómeno se le llama cambio en la suspensión del vehículo y, además de mejorar la apariencia del vehículo dándole un diseño mucho más deportivo, también proporcionará una serie de beneficios en la obtención de estabilidad y precisión a la hora de conducir.

 

Para llevar a cabo esta personalización del coche, los conductores pueden elegir entre 2 posibilidades: utilizar unos muelles cortos, o bien hacerse con un kit de amortiguadores, más muelles cortos. Estos dos elementos funcionan al mismo tiempo y se complementan: mientras que los muelles se encargan de absorber toda la energía producida, el amortiguador la disipará de una forma controlada.

Además de esta función, el amortiguador también tiene otras funciones. Este también minimiza las posibles oscilaciones que te puedes encontrar en la vía, mantendrá la estabilidad del vehículo, asegurará la adherencia de los neumáticos al suelo y ayudará, tanto a la aceleración (proporcionando más control), como a la detención y frenado del vehículo.

 

A pesar del número de beneficios en rendimiento que puedes obtener instalando la suspensión deportiva en tu vehículo, también es necesario que conozcas posibles desventajas en relación a la comodidad que busques en tus viajes.

Tienes que tener en cuenta que, a la hora modificar la altura de la caja de tu coche de forma que esté más baja, puedes provocar que cuando te encuentres con alguna carretera en mal estado por posibles baches, tu viaje será mucho más incómodo, teniendo que ser más prudente. Esto también te puede suceder si quieres dejar el coche en algún aparcamiento con un bordillo muy alto o cuando te encuentres con algún badén en la carretera.

 

Consejos y recomendaciones para cuando hayas tomado la decisión de cambiar la suspensión de tu coche:

  1. En primer lugar, recuerda que cualquier modificación en las cotas originales de un vehículo altera su comportamiento. Es imprescindible que sepas que, al bajar la altura de tu coche, también debes cambiar el amortiguador, más los muelles. De esta forma, conseguirás una mayor eficacia y seguridad: un look deportivo no tiene que suponer un detrimento de la seguridad.
  2. Recuerda también que, al bajar la altura de la caja del coche, puedes estropear el chasis ya que se enfrenta a fuerzas muy bruscas. Para evitar cualquier daño grave en el chasis, es recomendable que instales una barra estabilizadora en la suspensión delantera, a fin de conservar la precisión de la dirección y de limitar las posibles deformaciones.
  3. En cuanto a los elementos que vayas a comprar para conseguir una suspensión deportiva, no se aconseja que utilices muelles cortos con los amortiguadores de origen debido a que esto puede ocasionar un desgaste prematuro de los mismos. Además, el trabajo que realiza el amortiguador con el muelle corto no se efectuará de forma adecuada.
  4. Recuerda también que, las medidas recomendadas a las que te tienes que ceñir para bajar la altura del vehículo, no es recomendable que superen los 30 mm de modificación.
  5. Para el cuidado de la instalación del vehículo, se aconseja que realices una revisión de los amortiguadores con una frecuencia de 4 años o cada 60.000 km.
  6. Además, a la hora de efectuar la compra del material, debes buscar kits de suspensión deportiva y muelles que estén homologados y respeten toda la legislación vigente respecto a este tipo de modificaciones de vehículos. Consulta a los especialistas para conocer más información respecto a la legislación de la suspensión de un vehículo.

 

Si el coche no sale de fábrica con la suspensión deportiva baja, y lo modificas a posterior, deberás pasar la ITV para poder circular con él.

En estos momentos no estamos disponibles en el chat. Contáctanos.