Los niños, mejor en su silla de coche, hasta los 150 centímetros

El Reglamento General de Circulación obliga a que los niños de estatura igual o menor a 135 centímetros viajen en los asientos traseros usando un dispositivo de retención infantil o sillas de coche. Pero aumentan las voces que reclaman que esta obligatoriedad se eleve hasta los 150 centímetros.

 

Desde el 1 de octubre de 2015, en aplicación del Real Decreto 667/2015, de 17 de julio , por el que se modificó el Reglamento General de Circulación, los menores de 18 años que no superen los 135 cm de altura deben ocupar obligatoriamente los asientos traseros del automóvil, además de utilizar sillas de coche o un dispositivo de retención homologado para su talla y peso.

 

Uno de los objetivos del cambio normativo era imponer que los menores que no alcancen esta estatura ocupen siempre los asientos traseros del vehículo, en los que la posibilidad de sufrir lesiones en caso de siniestro es considerablemente menor que al ocupar los asientos delanteros.

 

Todos los niños que viajen en coche, siempre deben utilizar su silla infantil

  •  Los menores con altura igual o inferior a 135cm, deberán utilizar SIEMPRE un sistema de retención homologado y adaptado a su peso y estatura.
  • Según la Ley de Tráfico y Seguridad Vial en vigor, podrán llegar a inmovilizar el vehículo por no llevar a los niños correctamente sentados.
  • El uso de los sistemas de retención infantil (SRI) reduce en:
    • 75% las muertes.
    • 90% las lesiones.

 

Lesiones más frecuentes por no utilizar la silla de retención infantil en el coche

  • Hasta los 2 años: de cuello, generadas por el tamaño de la cabeza y la fragilidad de la columna vertebral.
  • Entre 2 y 4 años: de cabeza, debido a que las vértebras no son suficientemente fuertes para soportar las desaceleraciones bruscas.
  • Desde 4 a 10 años: de abdomen, tienen mayor riesgo de sufrir hemorragias internas o lesión abdominal, ya que los órganos no están suficientemente fijados a su estructura abdominal.

 

Cómo elegir la silla de seguridad infantil adecuada

  • Elegir el SRI adecuado.
  • Antes de adquirir la silla, debes probar que sea adecuada para tu vehículo y valorar si se adapta bien y es cómoda.
  • Asegúrate de que vaya bien instalada, existen dos formas de sujetar la silla en el vehículo:
    • Con el cinturón de seguridad.
    • Mediante el sistema Isofix, es el más recomendado y seguro, reduciendo la posibilidad de que la silla se coloque de forma incorrecta.

 

Los diferentes Grupos según los sistemas de retención infantil

 

Grupo 0 y 0+ (recién nacidos y hasta 13Kg)

  • Utilizar siempre en sentido contrario a la marcha.
  • El sentido contrario a la marcha ofrece una mayor protección de cabeza, cuello y columna. Los niños se sujetan a la silla mediante un arnés de 5 puntos.
  • Debemos cambiar de silla cuando el niño supere los 13Kg o su cabeza sobresalga del respaldo.
  • En el caso de los capazos, deberán solocarse en los asientos posteriores, en posición transversal a la marcha y con la cabeza en la parte central del vehículo.
  • Los asientos delanteros se utilizarán en casos excepcionales.

 

Grupo 1 (de 9 a 18Kg aproximadamente)

  • Esta silla debe instalarse siempre antes de sentar al bebé, siguiendo de forma precisa las instrucciones de anclaje específicas para cada modelo.
  • La silla se fija al asiento mediante un cinturón de seguridad o Isofix.
  • El niño queda sujeto mediante un arnés de cinco puntos que siempre debe ir ajustado al cuerpo.
  • Si el niño saca un brazo o suelta algún agarre, el sistema de sujeción perderá su efectividad.

 

Grupo 2 y 3 (de 15Kg a 36Kg aproximadamente)

  • Corresponde a los asientos y cojines elevadores. Indicados para el momento en el que el niño es demasiado grande para una silla, y demsiado pequeño para el cinturón de seguridad. Lo más recomendable es utilizar elevador con respaldo, dado que ofrece una mayor seguridad.
  •  Funcionan elevando al niño hasta alcanzar la altura necesaria para utilizar el cinturón del propio vehículo correctamente.
  • La banda diagonal del cinturón ha de pasar por encima de la clavícula y sobre el hombro sin tocar el cuello. La banda horizontal debe colocarse lo más abajo posible sobre las caderas y muslos y nunca sobre el estómago.

 

A partir de 135cm

  • Excepcionalmente, los menores de 12 años de estatura igual o superior a 135cm, podrán utilizar directamente los cinturones de seguridad del propio vehículo.
  • Hasta los 150cm es recomendable que los menores sigan utilizando SRI homologados a su talla y peso.
  • En todos los casos, la banda diagonal del cinturón ha de pasar por la clavícula, sobre el hombro y bien pegada al pecho, mientras que la banda horizontal ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera.
  • Si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo el mentín, el niño debe seguir utilizando un asiento que lo eleve.

 

Pese a que el artículo 117 Reglamento General de Circulación establece la estatura igual o inferior a 135 centímetros para utilizar sistemas de retención infantil (SRI), la Dirección General de Tráfico afirma que hasta los 150 centímetros es más seguro que los menores sigan utilizando SRI homologados a su talla y peso: “No es recomendable que un niño utilice un cinturón de adulto”.

 

La recomendación de la Dirección General de Tráfico se basa en que, según normativa ECE R16, los cinturones de seguridad de los vehículos están diseñados para pasajeros a partir de 150 centímetros. Y aunque resulte evidente que llevar prematuramente cinturón de seguridad de adulto es mucho mejor que no llevar ninguna sujeción, el propio cinturón puede ser causa de lesiones graves –fracturas vertebrales y traumatismos intra-abdominales–, que hubieran podido evitarse en caso de haber usado un dispositivo de retención adecuado.

 

Así lo avalan importantes estudios de cirugía pediátrica, que afirman que el riesgo de que un menor de estatura menor a 150 centímetros sufra lesiones internas graves es 232 veces más elevado usando el cinturón de seguridad convencional, que viajando en un SRI del grupo II-III o III. Y esto es lo que explica que numerosas instituciones vinculadas a la seguridad infantil aboguen por el uso obligatorio de sistemas de retención infantil hasta que los menores alcancen los 150 centímetros de altura.

 

En Feu Vert disponemos de una amplia gama de sillas de coche o de retención infantil. La seguridad vial es uno de nuestros objetivos fundamentales, un estímulo que se acrecienta si de lo que hablamos es de seguridad infantil. Por eso nuestros especialistas te ayudarán a elegir el mejor y más seguro sistema de retención para tu hijo, aconsejándote qué sistema se adapta perfectamente al asiento de tu automóvil y a los cinturones de seguridad.