OCU denuncia que algunos coches baratos tienen un mantenimiento muy caro

Frente a la creencia generalizada de que mantener un coche “low cost” siempre es más barato que un vehículo de gama media o alta, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) señala que el mantenimiento del coche y reparación de algunos vehículos de bajo precio encarece de manera sustancial la compra del mismo.

El análisis llevado a cabo por OCU se ha centrado en los costes de mantenimiento y reparación de los 28 vehículos más vendidos en España teniendo en cuenta diversas variables: que las revisiones de mantenimiento del coche se hicieran en talleres oficiales de la marca, las tarifas de mano de obra y las horas necesarias para llevar a cabo las intervenciones en los coches. Del análisis de las primeras variables se desprende que el precio medio del total de revisiones recomendadas para los primeros 100.000 kilómetros asciende a 978 euros cuando se realizan en talleres oficiales, variando el número de revisiones en función de la marca de entre tres y seis visitas al taller. El tiempo medio empleado para una revisión de mantenimiento del coche alcanza la hora y diez minutos, estando el precio medio de la hora de mano de obra en taller oficial en 69 euros. Uno de los resultados más sorprendentes del estudio de OCU es el alto coste de mantenimiento de coches Dacia, unos vehículos con precios de venta bajos, pero con altos costes de mantenimiento debido a la gran cantidad de tiempo necesario para las revisiones, que llega a doblar en algunos casos a la requerida para revisar modelos más caros como el Opel Corsa 1.3 o el Nissan Qashqai. En cuanto a las reparaciones, para el estudio se eligieron tres elementos que por su desgaste necesitan un reemplazo más habitual, como son las pastillas de freno, los amortiguadores y el embrague. El resultado es que, si bien el coste de las piezas es lo que más suele pesar en la factura, los tiempos de reparación y de mano de obra varían mucho de un modelo a otro, siendo el coste económico de la reparación muy elevado por este último motivo. Lo que es evidente, denuncia OCU, es que el consumidor carece de información sobre el coste de mantenimiento de un vehículo a la hora de decidirse por la compra de un coche. OCU recuerda que los consumidores pueden ahorrarse hasta un 36% en las revisiones oficiales si se decantan por un taller no oficial, es decir, por el taller del barrio o un taller multimarca, como Feu Vert. E igualmente insiste en que, aún estando vigente la garantía legal de compra, ningún usuario está obligado a llevar el automóvil a un taller oficial. En Feu Vert garantizamos que todas las operaciones de revisión oficial coinciden con las estipuladas por el fabricante en el libro de mantenimiento. Con el sellado de la hoja correspondiente del libro de mantenimiento, aseguramos que nuestra revisión tiene el mismo valor oficial que las realizadas en los concesionarios oficiales de la marca, garantizando la vigencia de la garantía. La única diferencia entre un taller oficial y un taller Feu Vert radica en el ahorro. Si quieres más información sobre nuestras revisiones oficiales y de mantenimiento, visita, nuestra sección de Revisión Oficial y Revisiones de mantenimiento.