Mi vehículo Identifica tu vehículo
Es necesario que identifiques tu vehículo para poder adquirir estos productos.
Marca
Selecciona una marca
    Marcas por orden alfabético
  • Alfa Romeo
  • Audi
  • Bmw
  • Cadillac
  • Chevrolet
  • Chrysler
  • Citroën
  • Dacia
  • Daewoo
  • Daihatsu
  • Dodge
  • Ds
  • Fiat
  • Ford
  • Honda
  • Hyundai
  • Infiniti
  • Isuzu
  • Jaguar
  • Jeep
  • Kia
  • Lada
  • Lancia
  • Land Rover
  • Lexus
  • Mazda
  • Mercedes-benz
  • Mini
  • Mitsubishi
  • Nissan
  • Opel
  • Peugeot
  • Renault
  • Rover
  • Saab
  • Santana
  • Seat
  • Skoda
  • Smart
  • Ssangyong
  • Subaru
  • Suzuki
  • Tata
  • Toyota
  • Volvo
  • Volkswagen
  • Porsche
Modelo
Selecciona un modelo
Tipo
Selecciona un tipo

Pérdida de líquido refrigerante: causas y soluciones

Pérdida de líquido refrigerante: causas y soluciones

El líquido refrigerante es uno de los líquidos del coche fundamental para poder mantener el motor de tu vehículo en buen estado de funcionamiento. En caso de sobrecalentamiento, es posible que tenga un fallo de motor. Si existen fugas del líquido refrigerante, el problema debe corregirse de manera inmediata. En Feu Vert queremos responderte a todas las preguntas que puedan surgirte respecto a posibles fugas en el líquido refrigerante de tu motor a través de este artículo.

 

PÉRDIDA LÍQUIDO REFRIGERANTE: CAUSAS

Existen varias causas que pueden provocar una pérdida de líquido refrigerante:

  • La causa más común de todas es el deterioro de las mangueras, donde pueden aparecer diferentes grietas o desgarros que provoquen la fuga. Las mangueras se someten a un calor continuo, y seguidamente el líquido se enfría y se seca. Estos cambios de temperatura de calor a frío constante hacen que las mangueras sufran un desgaste mayor.
  • El radiador puede sufrir grietas por su constante exposición a elementos como arena, trozos de goma, trozos de metal e incluso piedras en función de los terrenos por los que se conduzca.
  • Cuando la bomba está desgastada (en concreto el sello o sus partes mecánicas), puede desencadenar en fisuras y, por consiguiente, en una pérdida de líquido refrigerante.
  • Cuando una de las juntas de la culata está rota, el motor no queda bien sellado y el refrigerante puede pasar a través de los cilindros provocando una fuga interna. El líquido refrigerante y el aceite de dentro del motor se mezclan y se puede identificar por las manchas que se producen en el vaso de expansión. Este tipo de pérdida del líquido es considerado una pérdida de líquido refrigerante sin fuga”.

 

¿CÓMO SABER SI HAY UNA FUGA DE REFRIGERANTE?

De la misma manera que realizas una revisión frecuente del aceite de motor o del líquido de frenos, es muy importante que también realices de forma periódica un mantenimiento del líquido refrigerante.

En el caso que durante una revisión de mantenimiento del coche te des cuenta de que el nivel desciende de manera rápida y debes ajustarlo periódicamente, significa que te estás enfrentando a una fuga. Para poder identificar las posibles fugas, puede identificar estos posibles síntomas en el sistema:

  • Cuando puedes ver directamente donde se produce la fuga del líquido refrigerante porque el goteo está visible.
  • En el momento en el que observes en el radiador, en la abrazadera o en la bomba de agua manchas blancas, puede ser síntoma de una posible fuga.
  • También puede ser que observes que sale humo blanco del automóvil. Esto puedes verlo normalmente en el momento de arrancar el vehículo.
  • Si observas un burbujeo en el tanque de expansión provocado por burbujas de aire ascendientes.
  • Cuando el líquido refrigerante empieza a tomar un aspecto sólido es una señal de que el aceite está subiendo, y puede estar provocado por una fuga del líquido refrigerante.
  • Si en el ordenador de abordo te aparece el símbolo de un termómetro de forma fija, significa que existe un problema de sobrecalentamiento con el tanque donde se encuentra el líquido y debe revisarse.

 

 alerta temperatura moto coche

Para verificar el buen mantenimiento del depósito, debes revisar si existe una pérdida líquido refrigerante en frío, una vez se haya arrancado el automóvil. De lo contrario, cuando el motor ya está caliente, podrías llegar a sufrir quemaduras graves en la piel.

 

PÉRDIDA LÍQUIDO REFRIGERANTE: SOLUCIONES

medir perdida anticongelante coche

Existen diferentes soluciones para la pérdida del líquido refrigerante, en función del lugar donde se haya producido esta fuga. Te explicamos algunas de las soluciones que puedes llevar a cabo si detectas dónde se está produciendo el escape:

Si identificas pequeñas fugas en el radiador, puedes resolver el problema comprando un dispositivo de prevención de fugas son los conocidos como aditivos para motores que debes verter en el depósito de expansión. Una vez hayas vertido el líquido, es necesario que conduzcas aproximadamente 10 km para comprobar si el líquido sigue estando estable. Si la respuesta es sí, habrá resuelto el problema. En el caso de que la brecha sea más grande, es necesario aplicar un pegamento especial para detener el flujo de líquido. Si el radiador está roto, se deberá reemplazar por uno nuevo.

Si el fallo se encuentra en la manguera debido a que está perforada, se debe aflojar las abrazaderas que la sujetan y reemplazarla. Siempre hay que elegir el mismo modelo para que se adapten a la perfección al motor. Si detectas la fuga en la bomba de agua también se debe reemplazar la pieza que se encuentra defectuosa. Y por si acaso, habría que revisar la correa por si hubiese sufrido algún daño.

Si la junta de la culata de los cilindros es donde se encuentra el fallo, se tiene que extraer la junta del motor rápidamente. La junta de la culata, al estar expuesta al sobrecalentamiento constante del motor, puede llegar a desformarse.

 

En Feu Vert, realizamos la comprobación del nivel del líquido refrigerante de su vehículo durante las revisiones periódicas del mantenimiento del vehículo, tanto en la revisión integral, súper o estándar. También puedes llevar a cabo en nuestros talleres de mecánica rápida el  cambio de líquido refrigerante de tu vehículo y muchas otras prestaciones más, de la mano de grandes profesionales expertos en el mantenimiento del vehículo.