¿Por qué elegir neumáticos de invierno? Los mejores neumáticos de invierno

¿Te has preguntado qué diferencia hay entre llevar unos neúmaticos de invierno o unos neumáticos normales? Aquí encontrarás las respuestas.

 

¿Por qué comprar neumáticos de invierno?

En invierno, cuando la temperatura baja de los 7ºC, la goma de los neumáticos se endurecen y pierden eficacia en la adherencia a la carretera. El riesgo de accidente aumenta considerablemente si no cambias tus neumáticos por unos de invierno.

 

Los neumáticos de invierno te permiten hacer frente a condiciones de circulación adversas como bajas temperaturas, carreteras mojadas, heladas o nevadas, ofreciéndote las mejores prestaciones y la máxima seguridad.

 

¿Qué ventajas para la seguridad tienen los neumáticos de invierno?

Conducir con neumáticos de invierno reduce el riesgo de aquaplaning, ya que evacuan mejor el agua gracias a la profundidad del dibujo y al gran número de laminillas en los tacos de los neumáticos. Además, te aportan una mejor motricidad y una gran adherencia.

 

La distancia de frenado también varía bastante según el tipo de neumáticos que lleves. A 50 km/h sobre suelo nevado, la distancia de frenado con neumáticos “normales” es de 63 m. Con unos neumáticos de invierno esta distancia se reduce a tan solo 32 m.

 

¿Los neumáticos de invierno sustituyen a las cadenas de nieve?

Efectivamente, por sus características especiales para adaptarse a condiciones de frío y nieve, los neumáticos de invierno pueden ser sustitutos de las cadenas de nieve según el Reglamento General de Vehículos.