Protector de llanta de un neumático, ¿qué es y para qué sirve?

El protector de llanta, incluido en algunos neumáticos, evita que la llanta sufra daños por golpes contra el bordillo. Por ello, vamos a desglosar la información para que puedas saber si tus neumáticos tienen protector de llanta, así como conocer a fondo su utilidad.  

 

¿CÓMO PUEDO SABER SI MIS NEUMÁTICOS LLEVAN PROTECTOR DE LLANTA?

 

El protector de llanta es un anillo o espacio extra entre el flanco y el talón del neumático. Este elemento consigue evitar que rocemos la llanta contra los bordillos al sobresalir menos que el flanco del neumático. Lo que no consigue es evitar el golpe en la llanta. Si, por ejemplo, cogemos una curva a cierta velocidad y rozamos con el bordillo. Hay que tener en cuenta que tampoco es útil si contamos con tapacubos porque sobresale bastante.  Para descubrir si tus neumáticos incorporan este elemento basta con hacer una inspección visual. Hay casos en los que se puede apreciar de manera significativa y, en otros, el reborde es muy sutil. Esto varía según el modelo y el fabricante. Lo más sencillo es notificar a la hora de hacer el montaje si lo que se busca es un neumático con protector de llanta. En algunos modelos, el protector de llanta es tan evidente que, incluso, cabe una moneda de un euro entre el flanco y la llanta. Además, puede contar con un marcaje específico en el flanco del neumático, aunque no es habitual. Por ejemplo, Continental lo marca con las siglas FR y Dunlop con MFS.

 

¿QUÉ TIPOS DE PROTECTORES DE LLANTA EXISTEN?

 

Concretamente, existen dos tipos que podemos encontrar:

  • Reborde pronunciado: el neumático cuenta con una especie de reborde añadido sobre su forma natural. De esta manera, al equipar el neumático en la llanta, esta zona será la que tenga el contacto con el bordillo.
  • Encastrado: el segundo tipo que podemos encontrar tiene una construcción a la inversa. Esto supone que, en vez de tener un borde hacia fuera, lo que se hace es que el borde en el que encaja la llanta tenga más profundidad. De esta manera, al montar el neumático, la llanta queda más dentro de lo habitual.

 

¿Qué neumáticos suelen llevarlo?

 

Las dimensiones que suelen contar con protector de llanta suelen ser las que cuentan con un perfil muy bajo de llanta. Es el caso de la 45, 40 o 35. El motivo es que la llanta en estos modelos suele estar más desprotegida. Así, los neumáticos 4x4 pueden equipar neumáticos con protector de llanta para evitar posibles arañazos por golpes con elementos naturales. Hace unos años el protector de llanta era un elemento habitual en los neumáticos. Sin embargo, hoy en día su fabricación se ha reducido. El motivo es que el protector de llanta provoca un ruido de marcha mucho mayor que los neumáticos que no lo incorporan. Esto es un elemento negativo para los fabricantes. La razón es que, a la hora de fijarse en los datos proporcionados por la etiqueta europea, el ruido es un elemento clave. 

 

Disponemos de los mejores servicios de taller, para el mantenimiento de tu vehículo y en concreto, con nuestro servicio de montaje de neumáticos nuestros profesionales te ayudarán en todo lo que necesites.