Recomendaciones para conducir en condiciones invernales

Durante los meses de invierno, las temperaturas descienden, la climatología empeora con lluvias, nieve o niebla y las horas de luz son escasas

 

En condiciones invernales, es importante conocer unas reglas esenciales y preventivas para el mantenimiento del coche y una conducción segura en carretera.

 

Conduce con suavidad

Evita aceleraciones repentinas, golpes de volante o frenazos para minimizar la pérdida de tracción sobre nieve o hielo.

 

Comprueba la presión de los neumáticos con regularidad

Las presiones de inflado deben controlarse regularmente y siempre con los neumáticos fríos. Reajusta las presiones en caso necesario, siempre ateniéndote a las indicaciones del fabricante del vehículo.

 

Comprueba con frecuencia la banda de rodadura de los neumáticos

El rendimiento de los neumáticos de invierno es efectivo hasta una profundidad de banda de rodadura de 4 mm. Por debajo de este nivel ya no son adecuados para su uso en invierno, aunque sí pueden usarse como neumáticos de verano, hasta el mínimo legal de banda de rodadura, establecido en 1,6 mm.

 

Rota los neumáticos en la dirección correcta

La permutación de los neumáticos permite igualar el desgaste de los mismos para aprovecharlos mejor. Se recomienda la permutación de las ruedas traseras y delanteras aproximadamente entre 5000 y 10000 km.

 

Es obligatorio que:

  • Los neumáticos sean iguales en cada eje.
  • La diferencia de profundidad de las ranuras principales entre dos neumáticos montados sobre un mismo eje sea inferior a 5mm.

 

Utiliza neumáticos de invierno

Para lograr prestaciones y seguridad máximas, es fundamental que los cuatro neumáticos sean idénticos: de la misma marca, con las mismas características de uso, el mismo dibujo de la banda de rodadura e idénticas condiciones de desgaste. Los neumáticos de invierno reducen el riesgo de aquaplaning, ya que evacuan mejor el agua. Además, aportan gran adherencia, cualidad que, en los neumáticos estándar, se degrada cuando bajan los temperaturas de los 7ºC.

 

Controla el límite de velocidad

Respeta el límite de velocidad indicado en el flanco del neumático. Opcionalmente, pueden instalarse en el automóvil neumáticos de una categoría inferior a la reglamentaria, debiendo adaptarse la velocidad a tal circunstancia. En tal caso, las normativas europeas estipulan que la reducción de velocidad debe indicarse con un adhesivo situado en el interior del vehículo, en el parabrisas o en el salpicadero, de manera que sea visible para el conductor.

 

Almacena los neumáticos en buenas condiciones

Cuando los neumáticos de invierno no se usen, es preferible guardarlos montados en llantas e inflados, y comprobar regularmente su presión. Si se almacenan sin llantas, deben amontonarse sobre sus flancos, en pilas de cuatro como máximo, de tal manera que el peso no los deformes.