¿Cuáles son las revisiones de mantenimiento imprescindibles para el coche?

Poca visibilidad, balsas de agua, ráfagas de viento: el mal tiempo complica la circulación.

 

Estas son 5 revisiones imprescindibles para tu coche

Revisión de los neumáticos

Cuando hablamos de la revisión del coche y específicamente sus neumáticos, la profundidad de la banda de rodadura no deben estar en ningún caso por debajo de los 1,6 mm. Si tus neumáticos no lo cumplen en toda su superficie, no se trata sólo una infracción legal: estás arriesgando tu seguridad, ya que la adherencia al asfalto con unos neumáticos desgastados se ve ampliamente afectada.

 

Con unos neumáticos en mal estado te enfrentas a pérdidas del control de la dirección, patinajes sobre el agua y pérdidas de estabilidad en las curvas.  Por ello, es importante que revises periódicamente el estado del dibujo y la presión de los neumáticos.

 

Revisión de los frenos

Otro aspecto primordial cuando hablamos de la revisión del coche son los frenos. Cualquier fallo en el sistema de frenado de tu coche puede ser fatal, al no detener el vehículo o hacerlo en una mayor distancia: pastillas muy gastadas o el líquido de frenos bajo de nivel son pésimos aliados cuando llega el mal tiempo.

 

Otras problemáticas pueden ser:

  • Que el líquido de frenos esté ya muy contaminado con agua o pequeñas burbujas de aire y que no transmita bien la fuerza a las pastillas.
  • Vibraciones o temblores al frenar provocadas por discos de freno que se hayan “ondulado” y  chocan con las pastillas al girar.

 

En Feu Vert te ofrecemos los siguientes servicios para el mantenimiento y revisión de los frenos del coche:

  • Cambio de pastillas de frenos
  • Cambio de discos de frenos
  • Cambio del conjunto de frenos traseros
  • Cambio de líquido de frenos.

 

Además, disponemos del equipamiento electrónico necesario para hacer un chequeo del correcto funcionamiento de tu sistema de frenado (ABS y ESP).

 

La revisión del anticongelante

El líquido anticongelante es otro aspecto primordial en la revisión del coche. Si el líquido anticongelante no está en buen estado puede ocurrir que:

  • Pierda sus propiedades de transmisor de calor porque se ha contaminado con el tiempo: provocará un calentamiento excesivo del motor.
  • Pierda sus propiedades de temperatura de congelación: potencia el peligro de que llegue a congelarse en un día frío, rompiendo el circuito o incluso el bloque motor.

 

Nadie desea ninguna de estas dos circunstancias en su coche. Recuerda revisar su nivel una vez al mes y si fuera necesario rellenado con el producto apropiado, pero no utilices agua.

 

En Feu Vert, disponemos de aparatos para comprobar la temperatura de congelación del líquido y de máquinas neumáticas especiales que permiten el cambio de la totalidad del líquido en el circuito, con seguridad y sin dejar residuos.

 

Revisión de las escobillas limpiaparabrisas y del líquido lavaparabrisas

La visibilidad de las lunas es también imprescindible en momentos de mal tiempo, así que no hay que olvidarse de ellas cuando hacemos la revisión del coche.

 

¿Quién no se ha enfrentado a una tormenta en la que los las escobillas limpiaparabrisas parecen que no dan a abasto? Unas escobillas limpiaparabrisas en buen estado nos ayudarán a una conducción segura antes esta adversidad. De forma general, las escobillas duran entre 18 y 24 meses.

 

Por otro lado, no utilices agua corriente como líquido lavaparabrisas; ya que, puede congelarse y  dañar la bomba. Además, la cal del agua puede provocar posos que bloquean el surtidor. No utilices productos con alcohol como líquido lavaparabrisas; ya que, atasca el caucho del filo de la escobilla.