Conoce el neumático que te avisa si está desgastado y cuándo hay que rotarlo

Bridgestone ha desarrollado una nueva tecnología para la estimación del desgaste del neumático y la profundidad de la banda de rodadura, que contribuirá a una experiencia de conducción más segura y a afinar los tiempos de mantenimiento de los neumáticos.

 

Cuando la banda de rodadura del neumático se desgasta, la capacidad de agarre del neumático en superficies mojadas puede disminuir, aumentando potencialmente las situaciones con poca tracción.

 

Un neumático que ha sufrido un desgaste extremadamente desigual o desequilibrado, tiene mayor riesgo de provocar el mal funcionamiento del vehículo

 

Esta nueva tecnología  de Bridgestone, que está basada en el concepto Contact Area Information Sensing (CAIS), utiliza sensores colocados en el interior de los neumáticos para obtener información sobre los cambios en el estado de la banda de rodadura durante la conducción normal. Mediante el análisis de esta información, esta tecnología valora las condiciones de desgaste de la banda de rodadura y proporciona a los conductores una monitorización en tiempo real de las condiciones del neumático.

 

Al proporcionar a los conductores información de los neumáticos en tiempo real, tales como cuánto falta para que la profundidad del dibujo de la banda de rodadura alcance su límite y si los ruedas están experimentando un desgaste desigual, la tecnología de Bridgestone contribuirá a la mejora de las condiciones de la conducción, permitiendo a los usuarios valorar el momento más adecuado para el cambio de los neumáticos.

 

Cómo funciona esta tecnología

 

Los sensores de aceleración instalados en el interior de los neumáticos detectan curvaturas y deformaciones en las bandas de rodadura. Esta información se transmite, a través de una conexión inalámbrica, al equipo de análisis montado en el vehículo. El sistema sensor es alimentado por un generador también instalado en el interior del neumático.

 

El equipo de análisis montado en el vehículo analiza los datos transmitidos en tiempo real para estimar la condición de desgaste de los neumáticos.

 

Esta tecnología puede contribuir a una experiencia de conducción más segura y ayudar a afinar los tiempos de mantenimiento de los neumáticos.

 

Fuente: http://www.bridgestone.es/