¿Y si pudieramos cambiar el color de nuestro coche con el móvil?

Los colores de nuestro coche reflejan rasgos sobre nuestra personalidad y, con las nuevas tecnologías, se van a multiplicar las posibilidades de elección que conocemos hasta ahora.

Los colores de coche más vendidos son el negro, el gris y el blanco. Esto es así en buena parte porque los concesionarios disponen habitualmente de estos tres colores en stock. Por tanto, muchos compradores elijen el color que tienen más a mano. Aun así, hay quien prefiere aguardar a que llegue de fábrica el coche con el color que más le gusta, o le representa. Aunque también se deja notar la influencia de la publicidad, porque está demostrado que el color del coche que vemos en los anuncios puede tener influencia en la decisión final.

Diferentes estudios apuntan a que detrás de la elección del color del coche se encuentran rasgos de la personalidad del comprador. Así lo señalan investigaciones realizadas por firmas como Dupont o la Asociación de Concesionarios Faconauto. Por ejemplo, los colores más oscuros representan la elegancia y un poder social alto, y por eso muchos automóviles de alta gama tienden a ser de colores más oscuros. Confirma esta hipótesis el hecho de que los coches oficiales de políticos y diplomáticos se incluyen en esta gama. Otro dato curioso es que durante algún tiempo muchas compañías de seguros aumentaron la prima a los propietarios de vehículos de color rojo. Mantenían que los coches con esta pintura exterior tenían más accidentes debido a un perfil concreto de comprador.

Estas tesis también apuntan a que los propietarios de un automóvil de color metalizado son personas optimistas y que les gusta ser el centro de atención de todas las miradas. Por el contrario, un coche blanco implica una personalidad un poco indecisa pero alegre y práctica porque es uno de los colores menos sucios que existen junto con el gris, que es el más común a nivel mundial.

Otro factor que define la elección de los colores de los autos la diferencia por sexos. A los hombres les suelen agradar más los vehículos de tonalidades oscuras mientras que las mujeres optan por colores más claros. Como según los datos disponibles, los hombres que compran el automóvil junto a una mujer prefieren dejar la decisión en sus manos, ellas son normalmente las que eligen la tonalidad. Por tanto, las parejas y familias con un solo coche acostumbran a tener vehículos de colores más claros como blancos y grises.

Avances en la tecnología del color de los automóviles

Todos estos datos podrían cambiar debido a investigaciones de las Universidades españolas de Granada y Alicante que están colaborando con AUDI AG en el desarrollo de fórmulas de diferencia de color avanzadas para materiales gonioaparentes (neologismo que significa “pigmentos de efecto”). Estos materiales cambian de color dependiendo del ángulo de observación e iluminación, así que ya no podríamos hablar de un solo color de coche. Estas pinturas presentan también otras propiedades como el granulado o el centelleo, cosa que los hace particularmente atractivos para muchos consumidores.

Otra posibilidad si te gusta la idea de variar de color consiste en que esperes más tiempo y Toyota se decida a hacer realidad el concepto de diseño ideado por sus ingenieros que puedes ver en el siguiente vídeo: el diseño exterior del coche es espectacular, pero sobre todo, como se ve a partir de los 55 segundos de vídeo, permite cambiar el color del coche a voluntad simplemente seleccionando en el móvil el color que te apetece en ese momento. No todos los días llevamos nuestra ropa del mismo color, ¿por qué no poder variar cuando queremos el color de nuestro coche?

Fuente: http://blog.racc.es/