Back to Top

Feu Vert Noticias

Todo lo que necesitas saber para mantener tu coche y que esté siempre como nuevo, lo tienes en Feu Vert

  • ¿Se puede ahorrar combustible con tus neumáticos?

    Ahorrar combustible con tus neumáticos es mucho más fácil de lo que parece. Una serie de buenos hábitos y un mantenimiento son claves para ahorrar combustible. Te los contamos para que dejes de tirar el dinero.

    4 claves para ahorrar combustible con tus neumáticos

    Presión

    La presión de los neumáticos es el foco principal al que debemos prestar atención. Los neumáticos aunque no lo parezca van perdiendo muy lentamente presión. De ahí que sea recomendable su revisión una vez al mes.

    Ahorrar combustible es muy fácil con unas buenas prácticas

    ¿El motivo? Una presión baja en los neumáticos lo que hace es aumentar la superficie de contacto del neumático con el asfalto por encima de lo recomendado. Esto lo que provoca es un mayor rozamiento, lo que conlleva un mayor esfuerzo del motor y el consiguiente gasto extra de combustible.

    Neumático eficiente

    La elección de un buen neumático es clave para gastar menos combustible. Como ya explicamos, los neumáticos tienen una calificación europea que revela el mayor o menor consumo. Encontraremos este dato reflejado en la etiqueta europea, siendo la A, la categoría que menos consume y la G, la que más. Entra en nuestra tienda online y elige un neumático que gaste poco combusitible si esta es una de tus prioridades.

    El ahorro también estará en la etiqueta europea

    Neumático adecuado

    Además de mirar el consumo en la etiqueta, es importante saber y respetar el índice de carga de nuestros neumáticos. Este lo encontraremos en las dos últimas letras de la dimensión del neumático. Concretamente lo podemos ver en el flanco del neumático o también en el manual del fabricante del vehículo.

    Si llevas un neumático con un índice de carga diferente al recomendado aumentarás tu consumo de combustible. Encuentra el neumático que necesitas en nuestra tienda online.

    Carga del vehículo

    Cada neumático está preparado para soportar una carga pero también debemos adecuar la presión a la misma. No responde igual un neumático si llevamos el maletero y la baca hasta arriba. El peso del coche habrá aumentado ejerciendo una fuerza superior a la habitual. Esto no solo hace que al coche le cueste más avanzar sino que el peso puede aumentar la superficie de contacto de la banda de rodadura.

    Conseguirás ahorrar combustible vigilando tu equipaje

    Para contrarrestar esa fuerza, debes inflar los neumáticos con una presión ligeramente superior a la habitual. Este valor viene recogido en el manual del fabricante de tu vehículo.

    No gastes más de lo necesario en combustible, prestar atención a los neumáticos junto con un buen mantenimiento pueden conseguir que ahorres.

    Guardar

    Guardar

    Guardar

  • ¡Evitar el rápido desgaste de los neumáticos es posible!

    Los neumáticos tienen una vida útil que puede variar según la marca o el modelo. Sin embargo, la velocidad a la que se produce el desgaste de los neumáticos puede variar mucho en función del mantenimiento y la conducción. Te contamos cómo conseguir que tus neumáticos sean más duraderos.

    5 claves para que tus neumáticos duren más y evitar el desgaste de los neumáticos

    Siguiendo cinco pautas muy simples podemos notar una diferencia notable en el desgaste. Basta con seguir estas recomendaciones para ahorrar en neumáticos, además de garantizar siempre la máxima seguridad:

    Una alineación incorrecta

    En ocasiones puede que la dirección de nuestro coche no sea la correcta. Bien porque nos hemos dado un golpe fuerte o porque hemos realizado el montaje de neumáticos en un sitio poco profesional. Esto provoca que, si soltamos el volante, el coche no siga una línea recta.

    Llevando esto al campo que nos interesa, el de los neumáticos y el desgaste. Un mal alineado como os comentamos provocará un desgaste excesivo en la zona del hombro del neumático. Esto supondrá un cambio de neumáticos urgente. Para solucionarlo basta con hacer un cambio de neumáticos en un centro profesional donde te hagan un correcto alineado.

    El desgaste de los neumáticos es menor si hacemos un correcto alineado de los neumáticos

    Conducción brusca

    A veces pensamos erróneamente que los neumáticos son más o menos duraderos según la calidad del mismo. Sin embargo, también influye el mantenimiento como hemos dicho y la conducción. Sí, la manera en la que conducimos tiene un impacto directo en el desgaste de los neumáticos.

    De esta manera, circular a gran velocidad y luego tener que hacer frenadas bruscas. Como también coger las curvas a más velocidad de la recomendada será igual a una menor vida del neumático.

    El motivo es muy sencillo, cada vez que hacemos alguna de estas maniobras bruscas, los neumáticos son el único punto de contacto con la carretera por lo que se someten a una fuerza muy elevada para lograr frenar el coche o girar adhiriéndose al asfalto.

    El desgaste de los neumáticos es muy gradual

    Carga excesiva del coche: el peso del coche recae directamente sobre los neumáticos

    Para contrarrestar el desgaste que afecta a los neumáticos fruto de esta situación, o más bien minimizarlo, debemos llenar la presión de los neumáticos con un 0,1-0,2 bares extra. Así los neumáticos no “bajarán” aumentando la superficie de contacto con el asfalto. Consulta el manual de tu coche donde te indicará la presión del neumático con el vehículo cargado.

    Presión baja/alta

    Cuando circulamos con un neumático con baja presión, lo que se produce es un mayor contacto de la banda de rodadura en las zonas externas de la banda de rodadura. La consecuencia será un desgaste irregular que requerirá, al igual que en el caso anterior, de un cambio de neumáticos.

    La presión debe estar en el punto óptimo según la recomendación del fabricante del vehículo. Si nos pasamos añadiendo varios bares por encima también será negativo porque el contacto principal con el asfalto será con la zona central de la banda de rodadura. Esto provocará un mayor desgaste de esta parte del neumático.

    El desgaste de los neumáticos está relacionado con la presión de los neumáticos

    No hacer permutado de neumáticos

    Como ya comentamos, la permutación de los neumáticos consigue frenar la velocidad de desgaste sobre los neumáticos. Esto se consigue gracias a la rotación de los mismos entre los diferentes ejes.

    Es una tarea que requiere de un profesional por la delicadeza del mismo ya que hay tener en cuenta el momento oportuno para hacer la permutación. En nuestro artículo te contamos todos los detalles para permutar los neumáticos con éxito.

    Con estos sencillos trucos conseguirás automáticamente que tus neumáticos aguanten muchos más kilómetros en perfecto estado. Si necesitas acudir a cualquier taller para consultar con detalle lo que te comentamos...

    ¡No dudes que estaremos encantados de recibirte en nuestros talleres!

    Guardar

    Guardar

    Guardar

    Guardar

  • ¿Sufren los neumáticos con las cadenas de nieve metálicas?

    Las cadenas de nieve metálicas son el aliado perfecto para muchos conductores a la hora de afrontar una situación con nieve. Es una solución que se aplica desde hace varias décadas, si no se instala correctamente puede dañar el neumático.

    ¿En qué casos pueden sufrir los neumáticos al llevar cadenas de nieve metálicas?

    Las cadenas de nieve metálicas han sido un compañero de viaje para quienes circulan por zonas montañosas o con nieve. Sin embargo, la tecnología avanza y eso ha hecho que aparezcan nuevas soluciones.

    ¿Cuál es el motivo? Por un lado facilitar el montaje pero por otro conservar la integridad del neumático. Sí, efectivamente, las cadenas pueden llegar a dañar el neumático por varios motivos:

    - Las cadenas requieren un proceso de montaje cuidadoso. Se debe verificar que la cadena encaja con el surco transversal del neumático. Sino ésto lo que provoca es que los eslabones que recorren la zona central de la banda de rodadura hagan una presión excesiva. Con ello se pueden provocar daños en la banda de rodadura o en el interior del neumático.

    Cadenas de nieve metálicas, hay que colocarlas bien

    - Si no fijamos bien los enganches se pueden mover al superar algún tipo de obstáculo, lo que podría afectar al neumático. Debemos de fijarlos según las instrucciones del fabricante y, una vez puestas, avanzar unos metros y comprobar que realmente están bien fijadas.

    Cómo poner las cadenas de nieve

    - Hay ocasiones en las que nos encontramos con una carretera parcialmente nevada. En este caso hay tramos en los que circulamos sobre nieve pero otros directamente sobre el asfalto. Esto probablemente dañará los neumáticos por el propio peso del coche, que hará que las cadenas se claven en el neumático, pudiendo agrietarlo y/o deformarlo.

    Cadenas de nieve metálicas, hay que colocarlas bien

    Todos estas situaciones hacen que muchos conductores opten por la compra de las cadenas de nieve textiles. Respetan más el neumático aunque también son menos duraderas porque se deterioran con su uso.

    Valora qué cadenas de nieve necesitas y elige la que más se adapte a tus necesidades en nuestra tienda online.

    Guardar

    Guardar

  • Nuevo autocentro en Pontevedra

    Inauguramos nuestro séptimo Autocentro en la comunidad gallega, y el segundo en Pontevedra, se sitúa en el Centro Comercial Deza de Lalín (Pontevedra), ver ubicación autocentro. Con presencia en España con 87 Autocentros y una superficie superior a los 60.000 metros cuadrados.

    El Autocentro, tiene horario ininterrumpido de Lunes a Sábado de 09:30h a 21:30h, combina la tienda de recambios y accesorios con un amplio servicio de mantenimiento rápido dando servicio a automóviles de cualquier marca o modelo y en el que se pueden realizar multitud de operaciones para garantizar el correcto funcionamiento del vehículo, haciendo especial esfuerzo e hincapié en la calidad, seguridad y en el compromiso con el medio ambiente. Es de este compromiso de donde surge, la metodología propia y pionera de Feu Vert para la gestión de aceites usados con la certificación ISO 14001 y la certificación UNE-EN ISO 50001 sobre eficiencia energética.

    Del mismo modo, la tienda de recambios y accesorios permite a todos los clientes encontrar una amplia oferta de productos de primera calidad a precios competitivos, como alfombrillas, equipamiento de sonido, lubricantes, portaequipajes…. que complementa el amplio servicio de taller con todo tipo de operaciones de mantenimiento: cambios de neumáticos, frenos, amortiguadores, cambios de aceite, correas de distribución, limpieza del sistema de inyección, diagnosis de sistemas electrónicos, climatización… mediante revisiones con las mismas garantías que en el Concesionario Oficial.

    Con esta apertura a principios de año y con una gran apuesta de expansión en el territorio nacional, queremos acercar a todos nuestros clientes la mejor oferta y servicio para el cuidado y mantenimiento de su vehículo. Además, consolidamos el firme desarrollo y compromiso de la compañía en la región, promoviendo la contratación directa de 10 trabajadores residentes en el propio municipio de Lalín.

                                                                                                  Mapa de acceso

    feuvert-pontevedra-lalin

    Más información en www.feuvert.es o través de nuestra cuenta de Facebook

  • 5 prácticas para no tener roturas en el neumático

    Las roturas en el neumático pueden producirse por diferentes motivos. El conocimiento de los mismos nos permite tomar ciertas medidas que eviten esta situación. De esta manera, procedemos a desglosar los elementos en los que debemos prestar atención.

     

    Las roturas en el neumático, ¡descubre cómo no sufrirlas!

    Respetar la concepción del neumático

    Dentro de las diferentes construcciones del neumático existe una distinción entre los neumáticos on road y los off road.

    Un neumático con un elevado porcentaje de off road posee un diseño de la banda de rodadura con bloques robustos y un flanco reforzado. Así, no podemos hacer una ruta fuera de carretera con un neumático que está diseñado únicamente para ser utilizado sobre el asfalto. Esto supondría roturas en el neumático fruto de los golpes contra piedras y elementos puntiagudos del terreno.

    Las roturas en el neumático de 4x4 o todoterreno

    No dar bordillazos

    A la hora de aparcar o al tomar una curva en una calle estrecha, si no tenemos cuidado podemos golpear el flanco del neumático contra el bordillo. Esto puede provocar daños internos y, fruto de varios golpes, puede desembocar en una rotura del flanco.

    Teniendo cierto cuidado y haciendo estas maniobras con suavidad podemos evitar desgarros en el flanco.

    Los bordillazos pueden dañar los flancos del neumáticos

    No someter el neumático a situaciones límite

    Hay situaciones en las que, sin pensarlo, estamos ejerciendo una presión elevada sobre el neumático.

    El ejemplo más claro es subir el coche a un bordillo con dos ruedas a diferente nivel. Esto hace que solo dos neumáticos soporten todo el peso del coche, haciendo que los flancos trabajen en exceso.

    Ocurre algo parecido al pasar un resalto o badén a gran velocidad haciendo que el coche se eleve y luego golpee fuertemente los neumáticos.

    Los badenes, los grandes enemigos de los neumáticos

    Adecuar los neumáticos a la carga

    No es lo mismo llevar una carga ligera que una que deje el coche repleto. Al igual que cambia el peso, lo hace también el trabajo que el neumático debe hacer para soportar una carga más elevada.

    Si llenamos el coche o la furgoneta debemos aumentar ligeramente la presión de los neumáticos para evitar que sufran en exceso. En la misma línea, recordamos que no se debe usar un neumático de turismo en una furgoneta.

    Las roturas en el neumático de furgoneta

    Presión de los neumáticos

    La revisión de las presiones es un hábito que evita posibles roturas de los neumáticos. Una presión inferior a la necesaria provoca que el flanco del neumático se “abombe” haciéndolo más frágil ante posible golpes.

    Del mismo modo, los giros bruscos como los que se hacen en las rotondas cargan una fuerza excesiva sobre los neumáticos.

    Las roturas en el neumático se favorecen al someter al neumático a un esfuerzo extra

    Siguiendo esta especie de manual básico conseguiremos alargar la vida de los neumáticos. Esto supone un ahorro pero también una mayor seguridad. Por lo tanto, si has sufrido una rotura en el neumático, acércarte a cualquiera de nuestros centros para realizar un cambio de neumáticos.

    Guardar

    Guardar

    Guardar

    Guardar

    Guardar

    Guardar

  • La presión de los neumáticos en invierno

    ¿Cambia la presión de los neumáticos en invierno? Podemos pensar que la presión de los neumáticos se mantiene constante pero eso es un gran error. El nivel de inflado cambia levemente sin que apenas nos percatemos, de ahí que sea recomendable su revisión una vez al mes. En invierno esta práctica se debe hacer cada 15 días además de cambiar el nivel de inflado, te contamos cuál es el baremo correcto y por qué. Recuerda que también puedes ver nuestros neumáticos de invierno en nuestra tienda online.

     

    ¿Cuál debe ser la presión de los neumáticos en invierno?

    Comprender cómo se comporta el aire de los neumáticos nos sirve para comprender por qué se producen variaciones en la presión. Un neumático inflado de origen sigue las recomendaciones del fabricante del automóvil. Desde ese momento, fruto del uso y el paso del tiempo, el aire se ve sometido a las fuerzas que sufre el neumático durante la conducción. Esto provoca que el aire se escape, muy lentamente, por la zona de los flancos. También a través del caucho y, en ocasiones, por la válvula de inflado.

    ¿La presión de los neumáticos en invierno cambia por el frío?

    Estos valores son mínimos y tienen como consecuencia una ligera variación de la presión. Revisando una vez al mes la presión podemos circular con seguridad y en los valores normales.

    Sin embargo, este proceso se acentúa cuando se producen cambios bruscos en la temperatura, como ocurre en invierno. El motivo es que el aire se contrae con el frío y se dilata con el calor. La consecuencia es una variación en la presión de 0,1 bar cada 10 grados. Por lo tanto, si vivimos en una ciudad con una temperatura media de 20 grados, al llegar el invierno, debemos aumentar la presión de los neumáticos en 0,2 bares.

    ¿La presión de los neumáticos en invierno cambia por el frío?

    ¿Por qué debemos prestar atención a la presión de los neumáticos en invierno?

    Como referencia general en invierno se deben inflar los neumáticos siempre con los valores arriba indicados. De esta manera, lo que conseguimos es contrarrestar la pérdida de presión por los cambios de temperatura. Así viajaremos con total seguridad y aprovechando al máximo las prestaciones de nuestros neumáticos.

    Si no seguimos esta pauta, no solo perdemos seguridad sino que aumentamos el consumo (enlace al artículo del consumo a publicar) y podemos sufrir desgastes irregulares del neumático. En los meses fríos también podemos estudiar la posibilidad de comprar un neumáticos cuatro estaciones o allseason.

    ¡Recuerda que un buen mantenimiento es clave para alargar la vida de tus neumáticos!

    Guardar

    Guardar

    Guardar

    Guardar

    Guardar

  • El consumo de combustible, ¿cambia con la presión de los neumáticos?

    La presión de los neumáticos es un elemento clave no solo en términos de seguridad sino también a nivel de consumo de combustible. Hay que tener en cuenta que el neumático es el único punto de contacto con el asfalto. Esto provoca que un mayor o menor rozamiento afecte directamente al consumo. Te preguntarás, ¿y esto qué tiene que ver con las presiones? ¡Te lo contamos!

     

    Una presión baja, ¿aumenta el consumo de combustible?

    Antes de responder a esta pregunta vamos a ahondar sobre qué es llevar una presión baja. Los fabricantes de automóviles, no los de neumáticos como piensan algunos, fijan un presión recomendada para obtener el máximo rendimiento de los neumáticos.

    Este valor, expresado en bares, está calculado en función del peso del vehículo, la utilidad que se le va a dar y sus prestaciones. Así, los fabricantes fijan un valor de presión, la gama dimensional permitida y unos índices de carga y velocidad.

    ¿Cómo puedo tener un menor consumo de combustible?

    Lo que ocurre si no respetamos la presión recomendada es que la banda de rodadura aumenta su zona de contacto abarcando incluso parte de los hombros del neumático. Como consecuencia el coche hará un esfuerzo extra para avanzar. El motivo es que el rozamiento de los neumáticos es mucho mayor. Esta potencia extra que requiere el vehículo, se traduce directamente en un mayor consumo de combustible.

    El consumo de combustible cambiará con los hábitos que tengamos

    Una presión baja entonces sí que afecta al consumo de combustible.

    No infles los neumáticos por encima de lo recomendado para tener el mínimo contacto con el suelo. Esta situación derivaría en una perdida de seguridad y un desgaste irregular en la zona central de la banda de rodadura del neumático. La presión debe ser siempre la recomendada. No debemos olvidar que un desgaste de los neumáticos influye en la distancia de frenado.

    Es fundamental por lo tanto revisar la presión de los neumáticos cada 15 días o una vez al mes. Evitaremos así un consumo de combustible mayor al necesario, ya que detectaremos una presión baja nada más producirse. Si tienes un interés especial en reducir tu consumo, no te puedes perder nuestras medidas básicas para ahorrar combustible.

    Guardar

  • Riesgos de montar neumáticos de segunda mano

    Los neumáticos de segunda mano pueden ser atractivos por su precio. En realidad, hay mucho más que no se cuenta. Su uso tiene un impacto directo sobre la seguridad, pero también sobre el bolsillo.

     

    Motivos para no equipar neumáticos de segunda mano

    Si seguimos la línea de vida de un neumático, veremos cómo un neumático sale de la fábrica y se monta en un vehículo. Tras su uso, prolongado en muchos casos, el neumático debe sustituirse por otro tras su desgaste o también puede que, fruto de un accidente, deje de ser útil para el dueño del vehículo.

    En ese punto es donde existen centros que recuperan esos neumáticos para darles una segunda vida. La pregunta entonces es, ¿en qué estado se encuentran esos neumáticos? ¿merece la pena comprarlos? La respuesta es no. Analizamos a continuación por qué es mejor comprar un neumático nuevo.

     

    La seguridad… no está garantizada

    Los neumáticos de segunda mano, lógicamente, han tenido un uso previo. En esa etapa anterior, no sabemos si han tenido un mantenimiento correcto, como tampoco tenemos un certificado que asegure que no sufren ningún daño interno. Como ya explicamos en    nuestro artículo sobre su fabricación (enlace), un neumático está compuesto por múltiples capas, que pueden haber sufrido algún golpe o rotura no visible.

    Un neumático de segunda mano puede que se pinche más fácilAdemás de los posibles daños, también debemos mencionar el desgaste. El mínimo legal de la profundidad de la banda de rodadura en España es de 1,6 milímetros y los neumáticos suelen tener de origen unos 8 milímetros. Sin embargo, existen casos en los que la profundidad de un neumático usado está cerca de los límites legales o en unos niveles muy bajos. No lo decimos nosotros, sino la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en su estudio de 2015 sobre neumáticos de segunda mano.

    En las pruebas desarrolladas por la OCU, también salió a la luz un problema preocupante: los desgastes irregulares. Un mal equilibrado o unas presiones incorrectas en un neumático nuevo pueden tener como consecuencia el desgaste irregular del neumático. Y puede ocurrir bien en la parte central, bien en la parte externa de la banda de rodadura. Puede darse, incluso, en los hombros del neumático.

    Los neumáticos de segunda mano pueden tener desgastes irregulares

    Esto, llevado a los neumáticos usados, representa un verdadero riesgo. Puede que pasen desapercibidos los posibles desgastes irregulares, lo que repercutirá en la seguridad y en un cambio prematuro de neumáticos. También pueden presentar pequeñas grietas o “bollos”.

    ¿Crees que ahorras dinero comprando neumáticos de segunda mano? Te equivocas

    Los neumáticos usados son más caros que los nuevos. La explicación es muy sencilla y la respuesta la encontramos en la profundidad de la banda de rodadura.

    Si dividimos el precio de un neumático nuevo entre el número de milímetros de profundidad, obtendremos el coste por cada milímetro.

    Si aplicamos la misma fórmula con uno de segunda mano, comprobamos que el precio por milímetro de la banda de rodadura se dispara. Aunque al comprar el neumático usado podemos pensar que es más barato. Al final acabaremos pagando más porque tendremos que sustituirlo antes que uno nuevo por culpa del desgaste más prematuro.

    ¿cómo se mide el desgaste del neumático?

    ¿Cómo es el agarre de estos neumáticos?

    Enlazando con el tema del bloque anterior, podemos entender el menor agarre de estos neumáticos. Al conducir con una profundidad de la banda de rodadura inferior a la recomendada (por debajo de 3 milímetros), lo que ocurrirá es que el neumático perderá gran parte de su adherencia.

    Esto solo puede tener consecuencias negativas. Pensamos que, al frenar, el neumático va a responder con las mismas prestaciones. Sin embargo, la realidad es que la distancia de frenado es mucho mayor.

    Al final, como suele ser habitual, lo que ahorramos en el precio por un lado, lo vamos a pagar por otro. En este caso, con nuestra propia seguridad. Por este motivo, recomendamos siempre equipar neumáticos nuevos y no jugárnosla innecesariamente.

    ¿Los neumáticos usados son peligrosos?

    Guardar

    Guardar

  • ¿Cómo permutar los neumáticos para que duren más?

    Con el uso, los neumáticos se van desgastando debido a las fuerzas a las que se ven sometidos. Dado que el desgaste de los neumáticos delanteros y traseros es desigual (abajo os explicamos por qué) permutar los neumáticos nos permite alargar su duración.

    ¿Qué es realmente permutar los neumáticos?

    La permutación de los neumáticos consiste en cambiar la ubicación de las ruedas en nuestro coche. De esta manera, los neumáticos delanteros pasan al eje trasero y los traseros al eje delantero, siempre en un orden específico. Esta tarea lo que consigue es optimizar el uso de todos los neumáticos consiguiendo un desgaste uniforme.

    ¿La razón? Muy simple, los neumáticos delanteros tienen que soportar todo el peso del coche y el motor para frenar el coche. También sufren mucho más porque el eje delantero es con el que giramos. Por este motivo, permutar los neumáticos nos puede proporcionar entre un 10 % y un 20 % de kilometraje extra.

    Permutar los neumáticos hará que duren más

    La importancia de hacer la permutación de los neumáticos correctamente

    Para que la operación tenga éxito es fundamental saber cómo deben cambiarse los neumáticos, ya que un sentido del cambio incorrecto puede suponer una perdida de seguridad. También hay que tener en cuenta que esta operación hay que realizarla cada 5.000 o 10.000 kilómetros.

    permutacion-de-neumaticos

    Si los neumáticos han recorrido una cifra mayor de kilómetros, la permutación ya no tendrá éxito porque los neumáticos delanteros tendrán un desgaste más pronunciado que los traseros. Esta situación provocará vibraciones incómodas porque unos neumáticos tendrán un contacto con la superficie diferente a otros. El correcto permutado es el siguiente:

     

    Permutación en vehículos, con neumáticos sin sentido de rotación

    Permutar los neumáticos puede ahorrarte dinero

    La permutación en vehículos de tracción delantera, con neumáticos sin sentido de rotación

    ¿Cómo permutar los neumáticos en un coche de tracción delantera??

    ¿Cómo se debe permutar los neumáticos en vehículos de propulsión trasera, con neumáticos sin sentido de rotación?

    ¿Cómo permutar los neumáticos en un coche de tracción trasera?

    ¿Y la permutación en vehículos 4×4?

    Aprende a permutar los neumáticos de tu 4x4

    Si estás interesado en ahorrar gracias al aumento significativo de la vida de tus neumáticos, no dudes en permutar tus neumáticos. Para realizar esta operación, puedes acudir a cualquiera de nuestros centros, donde, además, recibirás las recomendaciones de nuestro equipo de profesionales.

    Guardar

  • Protector de llanta de un neumático, ¿qué es y para qué sirve?

    El protector de llanta, incluido en algunos neumáticos, evita que la llanta sufra daños por golpes contra el bordillo. Por ello, vamos a desglosar la información para que puedas saber si tus neumáticos tienen protector de llanta, así como conocer a fondo su utilidad.

     

    ¿Cómo puedo saber si mis neumáticos llevan protector de llanta?

    El protector de llanta es un anillo o espacio extra entre el flanco y el talón del neumático. Este elemento consigue evitar que rocemos la llanta contra los bordillos al sobresalir menos que el flanco del neumático.

    Lo que no consigue es evitar el golpe en la llanta. Si, por ejemplo, cogemos una curva a cierta velocidad y rozamos con el bordillo. Hay que tener en cuenta que tampoco es útil si contamos con tapacubos porque sobresale bastante.

    El protector de llanta del neumático

    Para descubrir si tus neumáticos incorporan este elemento basta con hacer una inspección visual. Hay casos en los que se puede apreciar de manera significativa y, en otros, el reborde es muy sutil. Esto varía según el modelo y el fabricante. Lo más sencillo es notificar a la hora de hacer el montaje si lo que se busca es un neumático con protector de llanta.

    En algunos modelos, el protector de llanta es tan evidente que, incluso, cabe una moneda de un euro entre el flanco y la llanta. Además, puede contar con un marcaje específico en el flanco del neumático, aunque no es habitual. Por ejemplo, Continental lo marca con las siglas FR y Dunlop con MFS.

    El protector de la llanta del neumático

    ¿Qué tipos de protectores de llanta existen?

    Concretamente, existen dos tipos que podemos encontrar:

    1. Reborde pronunciado: el neumático cuenta con una especie de reborde añadido sobre su forma natural. De esta manera, al equipar el neumático en la llanta, esta zona será la que tenga el contacto con el bordillo.
    1. Encastrado: el segundo tipo que podemos encontrar tiene una construcción a la inversa. Esto supone que, en vez de tener un borde hacia fuera, lo que se hace es que el borde en el que encaja la llanta tenga más profundidad. De esta manera, al montar el neumático, la llanta queda más dentro de lo habitual.

    El protector de la llanta del neumático

    ¿Qué neumáticos suelen llevarlo?

    Las dimensiones que suelen contar con protector de llanta suelen ser las que cuentan con un perfil muy bajo de llanta. Es el caso de la 45, 40 o 35. El motivo es que la llanta en estos modelos suele estar más desprotegida.

    Así, los neumáticos 4x4 pueden equipar neumáticos con protector de llanta para evitar posibles arañazos por golpes con elementos naturales.Hace unos años el protector de llanta era un elemento habitual en los neumáticos.

    Sin embargo, hoy en día su fabricación se ha reducido. El motivo es que el protector de llanta provoca un ruido de marcha mucho mayor que los neumáticos que no lo incorporan. Esto es un elemento negativo para los fabricantes. La razón es que, a la hora de fijarse en los datos proporcionados por la etiqueta europea, el ruido es un elemento clave.

    Protector de la llanta en 4x4

    Guardar

    Guardar

    Guardar

    Guardar

    Guardar

Artículos 1 a 10 de 192 en total