Mi vehículo Identifica tu vehículo
Es necesario que identifiques tu vehículo para poder adquirir estos productos.
Marca
Selecciona una marca
    Marcas por orden alfabético
  • Alfa Romeo
  • Audi
  • Bmw
  • Cadillac
  • Chevrolet
  • Chrysler
  • Citroën
  • Dacia
  • Daewoo
  • Daihatsu
  • Dodge
  • Ds
  • Fiat
  • Ford
  • Honda
  • Hyundai
  • Infiniti
  • Isuzu
  • Jaguar
  • Jeep
  • Kia
  • Lada
  • Lancia
  • Land Rover
  • Lexus
  • Mazda
  • Mercedes-benz
  • Mini
  • Mitsubishi
  • Nissan
  • Opel
  • Peugeot
  • Renault
  • Rover
  • Saab
  • Santana
  • Seat
  • Skoda
  • Smart
  • Ssangyong
  • Subaru
  • Suzuki
  • Tata
  • Toyota
  • Volvo
  • Volkswagen
  • Porsche
Modelo
Selecciona un modelo
Tipo
Selecciona un tipo

Mantenimiento coche GLP

¿Qué mantenimiento tiene un coche GLP?

Los coches propulsados por GLP o Gas Licuado del Petróleo son aquellos que utilizan este combustible para propulsarse, es decir, utilizan un combustible formado por propano y butano. Un 30% de este procede del refinado del petróleo y un 70% de los yacimientos de gas natural o petrolíferos.

Este tipo de vehículos tienen una serie de ventajas sobre el resto y son las siguientes:

  • Los coches GLP obtienen directamente la etiqueta medioambiental ECO de la DGT.
  • Consiguen una bonificación en relación al impuesto de circulación.
  • Cuentan con un doble depósito, de gas y de gasolina, esto es así para asegurarte que siempre tengas carburante, ya que no todas las gasolineras tienen GLP.
  • En determinadas circunstancias pueden circular por el carril bus VAO.
  • Con los vehículos GLP es posible acceder en las ciudades, como Madrid, a zonas restringidas a muchos vehículos.
  • Todo esto es posible porque genera menos contaminación -un 15% menos de CO2 que los vehículos de gasolina convencionales y sobre un 80% menos de óxidos de nitrógeno que un coche diésel-.

Al margen de que dispongas de un coche GLP o cualquier otro tipo de vehículo del mercado, el mantenimiento o revisión del coche es prioritaria llevarla a cabo cuando corresponda: ya sea porque ha transcurrido el periodo de años estipulado por el fabricante de tu vehículo o porque el cuentakilómetros ya empieza a darte pistas de que has recorrido más kilómetros de los recomendados.

La revisión de los coches GLP es muy similar a la que necesitan los coches convencionales con la diferencia que los de este tipo necesitan una revisión adicional de los filtros de gas de manera periódica. Además, esto lo debe hacer un profesional por motivos de seguridad.

Otra diferencia entre el mantenimiento de los coches GLP y otras tipologías de coche es que cuenta con menos componentes y piezas que los modelos con gasolina o diésel y, por ello, el mantenimiento se vuelve más sencillo.

¿Por qué realizar el mantenimiento de coche GLP en Feu Vert?

¿Todavía tienes dudas sobre los factores de valor que te ofrecemos en Feu Vert para realizar el mantenimiento de tu coche GLP? La experiencia de nuestro equipo de profesionales, el asesoramiento sin ningún tipo de compromiso, la calidad de nuestros recambios y piezas de repuesto, la amplia disponibilidad de horarios para reservar cita en uno de nuestros talleres mecánicos o los precios ajustados.

Pide tu cita online
Montaje realizado por profesionales
+91 Autocentros en España

¿Qué incluye el mantenimiento de un coche GLP?

Cambio de aceite, el cambio del filtro del aire, la revisión de la presión de los neumáticos… los puntos de control a revisar en cuanquier cita para el mantenimiento del vehículo son muy variados. A continuación, te detallamos cuáles son los principales elementos que se deberían revisar para el correcto mantenimiento de un coche GLP.

A priori el mantenimiento de un coche con combustible GLP es igual que uno convencional, de hecho, suelen contar con un sistema menos complejo que el de otros vehículos.

Por la parte del motor, al contar con un propulsor que consume GLP, sufre un deterioro menor que otros que usan gasolina puesto que el gas licuado deja pasar menos residuos al motor. Precisamente por esto el mantenimiento que necesita es menor en el tiempo.

Otro punto en el que se diferencia con la revisión de los coches convencionales es que el filtro del gas es necesario que se revise con más detenimiento ya que este se encarga de la protección del motor.

El resto de los elementos necesitan el mismo mantenimiento que otros coches propulsados por otros combustibles, es decir: revisión y mantenimiento de los neumáticos, control del sistema de frenado (pastillas y discos de freno) y los amortiguadores, así como chequeo de las correas de distribución. Además, los coches GLP, también precisan el control de los niveles de los lubricantes del coche, como por ejemplo, el aceite de motor.

¿Qué coste o precio tiene el mantenimiento de un coche GLP?

El precio de la revisión o mantenimiento de un coche GLP, de primeras, es más económico que el del resto de vehículos convencionales como podrían ser los coches de gasolina o diésel. Esto se explica porque tiene menos piezas y son menos susceptibles de averías. Dependiendo de lo que le toque hacer al vehículo tendrá un precio u otro, esto dependerá del kilometraje realizado o del tiempo trascurrido desde la última vez de la revisión.

Preguntas frecuentes sobre mantenimiento coche GLP

Las averías más comunes que se producen en los coches GLP son las siguientes:

  • El resecado de las válvulas o bien de los asientos de las mismas es una avería muy común. Esto sucede más en los coches que fueron convertidos posteriormente puesto que aquellos coches que ya cuentan con este sistema de fabrica disponen de válvulas reforzadas que soportan mejor las altas temperaturas que podría alcanzar este tipo de combustible GLP.
  • De la misma manera, el motor puede sufrir si existe un exceso de aire -es decir, si la inyección es pobre-, puesto que esto provoca también un aumento de la temperatura de combustión.
  • En ciertas ocasiones, se producen averías como un fallo en los inyectores que pueden generar una pérdida de potencia del motor o, incluso puede producirse la detención del coche. Sin embargo, esto no impide que el vehículo no puede seguir funcionando con el modo gasolina.

Esto no es posible, por normal general, los coches con motores diésel no pueden realizar la conversión, solo se puede realizar en los coches de gasolina. Esto se debe a que el gas necesita una chispa para poder generar energía, es decir, no explota por compresión como sucede en los coches diésel o gasóleo.

Encuentra tu taller más cercano