Back to Top

Suspensión

Servicios de taller / Suspensión

Mantenimiento de los amortiguadores

Por qué es importante su mantenimiento

Unos amortiguadores en mal estado pueden provocar:

  • Que la capacidad de frenada disminuya debido a la pérdida de contacto con la carretera. Es posible también que el vehículo se desvíe hacia un lado durante la frenada, debido a que los neumáticos no apoyan por igual.
  • Un desgaste anormal de los neumáticos, en forma de zonas de desgaste irregulares en su dibujo. Esto es debido a que el amortiguador no es capaz de contener los movimientos del muelle y la rueda va botando sobre la carretera, si esta es irregular.

Periodo de mantenimiento

  • Revisión: 20.000km.
  • Sustitución: 80.000 km.
  • Peligro: 100.000 km. (Si no se ha realizado el cambio a los 80.000 km).

Control de los amortiguadores en la I.T.V.

El estado del sistema de amortiguación es uno de los puntos que se verifican en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Comprueba el estado de tus amortiguadores antes de dicha revisión y evitarás rechazos.
El rechazo de un vehículo en la ITV que se justifica por la existencia de un sistema de suspensión insuficiente puede deberse al mal estado tanto de los amortiguadores, como de otros elementos de la suspensión: muelles, rótulas de suspensión, copelas, triángulos de la suspensión…

Consejos de Ramses

CONSEJOS FEUVERT

  • No olvides que los amortiguadores son un elemento fundamental de seguridad activa de tu vehículo. Asegúrate de su correcto funcionamiento en todo momento.
  • Unos amortiguadores en mal estado pueden provocar:
    • Alargamiento de la distancia de frenado.
    • Inestabilidad en la dirección de ruta.
    • Aquaplaning, si se circula en superficies mojadas.
    • Fatiga del conductor en recorridos largos
    • Desgaste acelerado de otros elementos del vehículo: neumáticos, rodamientos, muelles de suspensión, etc.
  • Debemos revisar los amortiguadores y el sistema de suspensión cada 20.000 km, sobre todo si detectamos comportamientos extraños en el vehículo.
  • Reducir la velocidad para superar obstáculos grandes en la carretera (zanjas de obras, badenes, …), ayuda al correcto funcionamiento y longevidad del sistema. Si llevamos el coche muy cargado, deberíamos aminorar la velocidad de marcha. Es aconsejable intentar que la carga esté lo más equilibrada posible.
  • Es recomendable que observemos con frecuencia el desgaste de los neumáticos en ambos ejes, pues un desgaste irregular podría indicar que tenemos los amortiguadores en mal estado.

Ver productos relacionados